La ciberdelincuencia crece más de un 60% en Salamanca en los últimos años

La ciberdelincuencia crece más de un 60% en Salamanca en los últimos años
Supone ya un 10% del total de los delitos que se cometen en la provincia. La mayoría se refieren a estafas, cargos en cuenta, suplantación de identidad, amenazas y sexting. Esta semana se ha celebrado el Día del Internet Seguro, que cada vez se hace más esencial ante el crecimiento de los ciberdelincuentes. En España el aumento es mayor, en torno al doble en solo un año que se debe a una doble vertiente: hay más casos pero también la sociedad es más consciente de ellos
 

Como todo, internet bien utilizado es un adelanto pero también lo es para los que se dedican a delinquir. El anonimato de la red da una serie de ventajas que se debe tener en cuenta, principalmente, por la propia sociedad. De hecho, este cambio mundial lo ha sido a todos los niveles. La forma de relacionarse ha cambiado y los delitos, también, no tanto en el fin como en la forma.

Tanto es así que en Salamanca, una ciudad pequeña donde la criminalidad es menor a la media en términos porcentuales, los delitos informáticos han aumentado en los últimos años hasta suponer ya una décima parte de la totalidad de la delincuencia existente. El crecimiento de estos ha sido de un 60% en pocos años, como ya dijo el secretario regional de la Confederación Española de Policía, Félix Ruiz, en una jornada formativa para los agentes en este ámbito. 

De hecho, en aquel, celebrado a finales de 2016, se hizo hincapié en la importancia de la conciencia de la sociedad en el mundo virtual pero también en la formación de los agentes ante un reto cada vez mayor. En Castilla y León ya existe una brigada especializada afincada en Valladolid. 

"Esto se puede combatir concienciando a los ciudadanos de que son muy frágiles y con especialización de los agentes. Teniendo en cuenta la complejidad de la red y de las redes organizadas, la especialización y la concienciación de la gente son esenciales", comentaron el secretario regional y el comisario provincial de Salamanca, Francisco Martín. Además, el primero afirmó que los delitos, incluso, podrían ser más ya que existe mucha delincuencia encubierta que la sociedad no suele denunciar "por el miedo a sacar nuestra vida particular a la opinión pública".

Las estafas, principales delitos en internet

Del 10% del total de delitos en Salamanca, que según afirmó el comisario seguirá aumentando, la mayoría se deben a estafas en las compras a través de internet y cargos en cuenta, aunque la suplantación de identidad, las amenazas y el sexting también siguen en aumento. 

En España, donde han aumentado las investigaciones por ciberdelincuencia el doble en solo un año, el 80% de los procedimientos judiciales en materia de criminalidad informática de 2015, fecha de la que data el último informe de la Memoria de la Fiscalía General del Estado, se debían a estafas cometidas a través de las tecnologías de la información. En números totales, suponían 18.201 de los 22.575 expedientes que se incoaron. 

El resto, obviamente, quedaban en un plano inferior, aunque se prevé que se tiendan a la equiparación. Así, las amenazas se encontraban en el 4,5% y la pornografía infantil, el 3,4%. Por encima del 1% también están la revelación de secretos (2,64%), daños informáticos (1,31%), descubrimiento de secretos de empresa (1,22%), las injurias a autoridades (1,13%) y el trato degradante (1%).

Los delitos que apenas llegaron a cien denuncias fueron el acoso, otros delitos contra la libertad sexual, los delitos contra los servicios de radiofusión, contra la propiedad intelectual y la discriminación, mientras que un poco por encima se situaban los ataques a sistemas y datos y las falsificaciones. 

Las estafas, en su mayoría, se deben a pequeñas cantidades ya que el Código Penal cifra en 400 euros el límite de un delito leve a uno grave, que está penado de diferente manera. De hecho, en cantidades superiores, la condena es de seis meses a tres años, aunque podría llegar a los seis años si concurren ciertas circunstancias. En el caso, en cambio, de que no llegue a los 400 euros, la pena se reduce a una multa de uno a tres meses. 

Delincuentes jóvenes y españoles

El mayor problema para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es la dimensión de la red por lo que muchos de los delitos que se cometen, procedentes de paraísos informáticos, no se pueden localizar. En ello se trabaja mientras, en España, según un estudio sobre la cibercriminalidad realizado por el Ministerio del Interior, la mayoría de responsables están comprendidos entre los 26 y los 40 años con 2.397 detenciones e imputaciones en este grupo de edad de los 5.445 totales que hubo en 2015. La mayoría de estos son hombres, que triplican a las mujeres. 

Los detenidos, además, son en más de un 85% españoles que, en términos absolutos se refiere a las 4.667 personas. El 15% restante son de otra parte del mundo, de los que el 5% pertenecen a la Unión Europea, en especial los de nacionalidad rumana. Menores son los casos de los americanos y africanos, mientras que los asiáticos, donde destacan los paquistaníes, y los del resto de Europa son más residuales. 

Las víctimas, por su parte, según el mismo estudio, son también en mayor medida hombres aunque más equiparado que en el caso del responsable. 25.988 fueron objeto de algún delito por las 20.872 mujeres. También es el grupo de edad entre los 26 y los 40 años los que más caen en estos delitos informáticos. 

Comentarios
Lo más