Cuatro de cada diez salmantinos considera excesivo el número de protestas en la calle

Cuatro de cada diez salmantinos considera excesivo el número de protestas en la calle
La huelga general del próximo miércoles es una continuidad de las concentraciones y manifestaciones que se vienen sucediendo en la calle desde el verano. Protestas diarias protagonizadas principalmente por los empleados públicos de cada sector, ya sea sanidad, educación, justicia o lugares específicos de trabajo como Correos o la Seguridad Social. Ante el gran número de convocatorias de protesta, el 56% de los encuestados piensa que es necesario tal cifra, frente al 41% que piensa que son demasiadas, según los resultados del sondeo elaborado por alumnas de la Facultad de Sociología para SALAMANCA24HORAS a raíz de la convocatoria de huelga general el 14N.

“Pierden fuerza a medida que se hace una tras otra, tras otra. Se va viendo como el pan de cada día y ya no tienen el mismo impacto”, explican algunos de los encuestados. Otros añaden que “desde siempre en la historia, ha sido mejor la concentración que la dispersión; lo de ahora es dispersión, más valdría juntar las fuerzas en un par de actos, que en veinte mal convocados o poco difundidos”.

Muchos consideran que es necesario “que se vea el malestar del pueblo, que se note a cada momento, que sea molesto. Cuantas más convocatorias se hagan, más gente reaccionará y se unirá a este descontento. Aunque considero que el pueblo debería poder tener mejor capacidad para organizarse y no estar tan separado”. Por eso, piensan que “deberíamos ser una piña y aunque protestáramos por lo nuestro y lo común, protestar juntos. Algo parecido pasó en Madrid en una manifestación sobre el sector público, luchamos todos juntos poniéndonos cada uno una camiseta de distinto color para que se notase que todos los sectores distintos pero iguales luchábamos, eso muestra a parte de una visión de protesta global, que todos, todos, nos dediquemos a los que nos dediquemos, parados, trabajadores, funcionarios, empresa privada estamos unidos contra ellos”.

“Es un buen método, pero no es suficiente, no vale manifestarse y luego hacer lo que nos dé la gana, debemos poner nuestro granito de arena y en la medida de lo posible luchar contra esta situación”, continúan los encuestados.  Y concluyen: “Desde hace tiempo éramos un país dormido, y ahora poco a poco estamos despertándonos en una situación que no nos gusta. ¿Qué vamos a hacer? Es una de las pocas medidas que tenemos para hacer que escuchen al pueblo”.

Comentarios
Lo más