Multitudinaria despedida por el derribo de dos edificios de la galería urbana del barrio del Oeste

Multitudinaria despedida por el derribo de dos edificios de la galería urbana del barrio del Oeste

La asociación de vecinos ZOES se ha vestido de luto para la inauguración del derribo de algunos de los edificios más emblemáticos del Barrio del Oeste. Su presidenta, Inmaculada Cid, comentaba que se trataba de una gran pérdida de un símbolo del arte urbano por el que se ha caracterizado el barrio en los últimos años, aunque que lleguen nuevas familias al barrio siempre es buen síntoma.

A pesar de ello, hubo una recogida de firmas en las que los vecinos expresaron el malestar por la nueva situación ya que preferían que se convirtiera en un centro de ocio en vez de en viviendas. La parte de abajo, eso sí, servirá para locales comerciales. El nuevo edificio, sin embargo, según ha anunciado Inmaculada Cid, se complementará perfectamente con el entorno ya que la asociación ha colaborado con el arquitecto desde el comienzo. En los próximos días se presentará el proyecto al Ayuntamiento. 

Esas declaraciones las hizo momentos antes de asistir al acto simbólico que suponía el primer paso para el derribo de 'Mirador', 'Diáspora' e 'Íccaro, tres obras de los edificios más representativos de la plaza del barrio que pasarán de ser una gran exposición de arte urbano y un icono artístico a convertirse en nuevas viviendas.

Según lamenta la Asociación de Vecinos ZOES, la plaza del Oeste se queda sin dos de sus edificios más emblemáticos. 'Diáspora', con una intervención del salmantino David de la Mano realizada en febrero de 2014, y 'Mirador', llevado a cabo por el mexicano Leopoldo García Castellano, una intervención artística que tiene como elemento diferencial la fotografía, fotografías de vecinos del barrio. La demolición de estos edificios también supondrá la pérdida de las traseras, pero se podrá conservar la escultura del Colectivo Latidos del Olvido 'Icaro'. No así de las fotografías de 'Mirador', que se caerán junto con el edificio. 

Comentarios