Los avances en las técnicas de diagnóstico precoz del glaucoma centran un encuentro en Salamanca

Los avances en las técnicas de diagnóstico precoz del glaucoma centran un encuentro en Salamanca
La compañía médico-farmacéutica Alcon organizó en el edificio de Escuelas Mayores de la Universidad de Salamanca un curso de formación centrado en el seguimiento del paciente con glaucoma mediante dispositivos OCT. El encuentro científico estuvo a cargo del doctor José María Martínez de la Casa, adjunto de la Sección de Glaucoma del Hospital Clínico de Madrid y profesor titular de la Universidad Complutense de Madrid y fue moderado por el doctor Emiliano Hernández Galilea, Jefe de Servicio del Complejo Hospitalario de Salamanca y Profesor Titular de la Universidad de Salamanca.

El doctor Martínez de la Casa explicó a los asistentes las posibilidades que ofrecen los dispositivos de Tomografía de Coherencia Óptica (OCT, por sus siglas en inglés), una de las técnicas de diagnóstico más utilizadas para el diagnóstico, control y seguimiento de la evolución del glaucoma. El glaucoma es una patología que provoca un daño progresivo del nervio óptico. En este sentido se puede destacar que los dispositivos OCT permiten el estudio de la cabeza de este nervio para poder facilitar un diagnóstico precoz de la enfermedad y poder realizar el seguimiento del daño generado.

Un buen conocimiento de esta técnica diagnóstica, así como una buena interpretación de los resultados es un factor clave para establecer el pronóstico del paciente con glaucoma y tomar las decisiones correctas para frenar la evolución de la enfermedad y ayudar a proteger la visión. Por ello, destaca la importancia de someterse a revisiones periódicas de la visión, las cuales deben ser anuales entre la población de riesgo, como los mayores de 60 años y las personas con antecedentes familiares, mientras que para el resto de la población pueden ser bianuales.

 
Glaucoma

El glaucoma provoca un daño progresivo del nervio óptico, con una consiguiente disminución del campo visual, que puede llegar incluso a una pérdida completa de visión si el paciente no se trata. Hay dos tipos principales de glaucoma, de ángulo abierto y de ángulo cerrado. El primero, más frecuente y de evolución más lenta, se debe a la obstrucción parcial y limitada de la eliminación del humor acuoso del ojo. El de ángulo cerrado, de aparición aguda, ocurre cuando hay una obstrucción brusca, parcial o total, de la eliminación del humor acuoso debido a un bloqueo de su vía de drenaje.

Es una enfermedad que se asocia a la edad y, por lo tanto, con el envejecimiento de la población. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es causa el 8% de ceguera en los países desarrollados, y afecta especialmente a mayores de 60 años y a pacientes con antecedentes familiares directos.

Comentarios
Lo más