El nuevo examen para la nacionalidad incluirá preguntas de historia y sociedad

El nuevo examen para la nacionalidad incluirá preguntas de historia y sociedad
El Ministerio de Justicia quiere introducir un examen oficial para que aquellos extranjeros que deseen adquirir la nacionalidad española deban demostrar que son merecedores de ella. Así lo hará constar el Gobierno a través de la ley de Reforma Integral de los Registros, mientras se mantienen otros motivos que ya existen para perder esa nacionalidad, como el haberla adquirido mediante fraude, falsificación o simulación de las condiciones o requisitos. Tras el anuncio inicial, se van conociendo nuevos detalles sobre esa posible prueba.

Ya hay jueces que realizan un test previo antes de otorgar la nacionalidad española con cuestiones sobre batallas y literatura, pero también sobre actualidad de la prensa del corazón. Ahora el Ministerior quiere oficializar esta prueba y principalmente realizará preguntas sobre historia y sociedad, junto con un conocimiento óptimo del idioma castellano. Todo ello con el objetivo de "acreditar un grado suficiente de conocimiento del idioma español y de integración en la sociedad española".

 
En ese borrador aparece que los inmigrantes con la aspiración de obtener la nacionalidad deberán superar un examen de caracter oficial que ponga de manifiesto su conocimiento del idioma y su integración en nuestra sociedad. Además podrán perder la nacionalidad una vez que la hayan adquirido mediante una resolución del Ministerio de Justicia si se considera oportuno por razones de orden público, seguridad o interés nacional, o cuando se entre de manera voluntaria al servicio de las armas o ejerzan cargo político en un Estado diferente al nuestro.
 
Inmigrantes en Salamanca
 
La población extranjera se ha cuadruplicado durante la última década en la provincia de Salamanca. Así lo muestran los primeros datos del Censo de Población 2011 elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Actualmente son 23.206 inmigrantes sobre una población de 350.000 personas, cuando hace diez años apenas superaban los 5.000. A la capital, Béjar y Ciudad Rodrigo se unen Guijuelo (706), Terradillos (427) y Fuentes de Oñoro (398) como principales municipios con población extranjera.
 
Si se mantuvieran en un futuro las actuales tendencias demográficas, la propia estructura de la población de Salamanca llevaría a un escenario de pérdida progresiva de habitantes en las próximas décadas. Así lo recogen las proyecciones de población publicadas este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) para el año 2022 y para 2052 a largo plazo. La provincia charra perderá 24.000 habitantes en la próxima década, para quedarse en unos 318.000 habitantes, sobre todo menos niños y jóvenes, ganando mayores de 64 años. Una situación a la que se une un saldo migratorio negativo de 4.000 personas más que se irán de las que llegarán. 
Comentarios
Lo más