Carencia de personal con 45 vacantes sin cubrir para una excesiva población reclusa

Carencia de personal con 45 vacantes sin cubrir para una excesiva población reclusa

Las centrales sindicales de CCOO, Acaip, CSI-F y UGT de Salamanca vienen denunciando desde hace meses la situación actual del centro penitenciario de Topas. Según afirman, “el déficit de personal es realmente preocupante. No se cubren las jubilaciones y las áreas de vigilancia han ido perdiendo personal como consecuencia del pase a segunda actividad de un importante número de compañeros dejando los grupos de trabajos bajo mínimos”.

De hecho, explican que “la situación es tan difícil, que internos que en su trayectoria penitenciaria han protagonizado gravísimos incidentes en diferentes prisiones, han trasladado a los funcionarios su deseo de ser trasladados de centro, porque no aguantaban la situación existente”. A lo que se añade que “se está ejerciendo una política de represión que jamás habíamos conocido mediante la apertura de expedientes disciplinarios a trabajadores por motivos que son consecuencias de las carencias que en materia de personal y deficiencias de seguridad tiene el centro”. Además, el centro alberga a “internos cuya conflictiva trayectoria penitenciaria aconsejaría que, por razones de seguridad, no estuviesen cumpliendo condena en el centro mientras no se cubra el personal existente”. 

Igualmente, las organizaciones sindicales critican las políticas de recortes que ha sufrido el centro penitenciario de Topas durante los últimos años “sufriendo recortes económicos y salariales así como otro tipo de pérdida de derechos en materia de permisos”. Finalmente, critican la privatización de la vigilancia exterior. Así, el centro penitenciario de Topas tiene en la actualidad 45 vacantes sin cubrir, la mayor parte de ellas en el área de vigilancia, que es la que más está sufriendo la situación existente. 

 

Comentarios