Medio centenar de pasajeros inauguran los viajes en tren de velocidad alta a Madrid

Medio centenar de pasajeros inauguran los viajes en tren de velocidad alta a Madrid

La electrificación de la línea ferroviaria hasta Medina del Campo, que permite enlazar con el AVE hacia Madrid y conectar a Salamanca con la capital de España en una hora y media, ya es un hecho. Concluido el periodo de pruebas, Renfe ha puesto este jueves en funcionamiento el tren de velocidad alta.

A las 6:50 horas, con puntualidad inglesa, partía el primer viaje con 43 pasajeros a bordo, del que ha sido testigo SALAMANCA24HORAS. Por delante, noventa y seis minutos (ahora, pues en el futuro se quieren reducir a ochenta y cuatro) a más de 250 kilómetros por hora a partir de Olmedo y con una capacidad de 280 pasajeros.

Tanto en la página web de Renfe como a través de teléfono y ventanilla en la estación es posible comprar billetes. El precio es de 20 euros, cuatro menos que el viaje actual en el tren de media distancia hacia Ávila y Madrid. Una oferta que se prolongará al menos hasta la primavera. Tal es la demanda que desde la puesta en marcha de la venta de billetes en la tarde del martes ya se han comercializado más de dos mil, en torno a un 40% más de las ventas que había hasta ahora.

Los horarios del nuevo tren son 6:50, 15:30 y 18:20 como horas previstas de salida desde Salamanca, que se irán ampliando durante los próximos meses; mientras que las 8:55, 15:55 y 20:35 horas desde la estación de Chamartín en Madrid. Los fines de semana se mantendrán con el único retraso de la primera hora de salida desde Salamanca hasta las 8:45 horas.

Trayecto sin transbordo

Una vez que esté operativa, se podrá realizar el viaje hasta Madrid en 84 minutos, muy por debajo de los 156 actuales. Se trata de una reducción del tiempo del 46%, la segunda mayor este año solo superada por el trayecto Valencia-Murcia, que se ha reducido en un 57% hasta la hora y veinte minutos. El trayecto se hará, además, de manera directa, sin necesidad de transbordo.

Adif pone en tensión la catenaria, apta para velocidades de hasta 350 kilómetros por hora, y corriente alterna a 25.000 voltios. La tensión nominal es de 2x25 kilovoltios (kV) hasta el punto kilométrico 75,7 y de 1x25 kV hasta el final del trazado. También se han ejecutado las instalaciones para conexión con subestaciones y centros de autotransformación, así como las actuaciones necesarias para la modificación de las instalaciones y sistemas de seguridad y comunicaciones.

Este nuevo ramaje de la alta velocidad permitirá conectar a Salamanca en los próximos años con otras ciudades con las que ahora tiene más dificultades. La red ferroviaria está en continua expansión y este año ha llegado o llegará a otras doce localidades, además de a Salamanca, aunque en este caso los trenes no alcanzarán las velocidades de 300 km/horas al tratarse de una adaptación de la vía condicional. 

 

Comentarios
Lo más