Los sindicatos piden un giro en la política económica del Gobierno

Los sindicatos piden un giro en la política económica del Gobierno
La Unión General de Trabajadores afirma que la subida de los precios en noviembre, es un reflejo de que los trabajadores y pensionistas “soportan mucho más la situación de debilidad de la economía”. En este sentido mostró su preocupación por el hecho de que la Comunidad es la tercera más inflacionista dentro del Índice de Precios al Consumo (IPC) tras Cantabria y País Vasco.
 
Por ello, UGT exigió un cambio de orientación en la política económica del Gobierno y que ésta se centre “en recuperar la actividad y tenga como prioridad el empleo”. Para ello consideró que es necesario estimular el consumo, la inversión y el papel de los salarios y las pensiones, “que es determinante”. Al respecto exigió al Gobierno que retire el actual planteamiento de reforma de las pensiones, “que supone nuevos recortes” y que “dignifique” mientars tabto el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2014 en la línea progresiva y modulada de alcanzar el 60 por ciento del salario medio neto que fija la Carta Social Europea.
 
Volviendo al IPC, el sindicato denuncia que la moderación de los precios está siendo soportada en exclusiva por los trabajadores y que mientras la remuneración de los asalariados ha caído un 3,6 por ciento en el tercer trimestre, el excedente empresarial ha subido un 1,8 por ciento. Asimos, hizo referencia a la evolución de los salarios pactados en la Negociación Colectiva, un 0,6 por ceinto, junto al incremento de las pensiones en un uno por ciento este año, “lo que hace que se esté perdiendo poder adquisitivo”.
 
Por su parte, Comisiones Obreras considera que pese a la moderación de la inflación en la Comunidad este hecho “no es suficiente” para recuperar el poder adquisitivo perdido en pensiones y salarios. Por ello, mostró su malestar al entender que los trabajadores y la remuneración de los asalariados “pierden peso” dentro del reparto de la riqueza generada. En contraste, entiende que aumenta la parte de la renta que “se reparten empresarios y autónomos, entre el excedente bruto de explotación y las rentas mixtas desde el comienzo de la crisis”.
 
A juicio del sindicato, las empresas “se están apropiando del enorme sacrificio de los trabajadores” en cuanto a la destrucción de empleo y la fuerte moderación salarial. “Todo ello está suponiendo fuertes mejoras de productividad para ampliar los beneficios empresariales”, concretaron desde CCOO. A su vez, sostuvieron que sin un suficiente control público de la inflación y los márgenes empresariales, “estos recursos no se destinarán prioritariamente a promover la inversión productiva y la creación de empleo”.
 
CCOO recordó que los precios subieron un 0,2 por ciento en noviembre respecto al mes anterior y que acumulan una subida anual de la inflación también del 0,2 por ciento, o del 0,4 por ciento anual en el caso de la inflación subyacente. En Castilla y León la subida del mes de noviembre fue de 0’4 por ciento, dos décimas más que en el resto del Estado. “La especial relevancia del dato de inflación interanual de noviembre es que es el usado hasta ahora como referencia para la revaloración anual de de las pensiones”, apuntó.
 
CCOO alertó de que a esta pérdida de las pensiones se suma la que sufrirán los trabajadores asalariados y sus familias cubiertos por la negociación colectiva, debido a un aumento de sus salarios (0,6 por ciento hasta noviembre) “claramente inferior a la subida media del IPC”. Finalmente, añadió el problema de los empleados públicos que sufren la congelación de sus salarios y los desempleados que pierdan su prestación o subsidio. “Esta situación se agrava por la prolongada crisis que no cesa y que, según las previsiones que maneja el Gobierno, supondrá que en 2014 más trabajadores pierdan su puesto de trabajo”, finalizó.
Comentarios
Lo más