Zamora se apunta al reciclaje del parque automovilístico para evitar el desguace del planeta

Zamora se apunta al reciclaje del parque automovilístico para evitar el desguace del planeta

Según los últimos datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT), Zamora fue una de las ciudades con menor número de bajas tramitadas en 2014 por lo que se conoce como final de vida útil de los vehículos. La provincia contabilizó un total de 3.607 vehículos, una cifra tan sólo por detrás de los datos de ciudades como Cuenca, Palencia, Teruel, Ceuta, Melilla o Soria, con tan sólo 1.840 ceses. 

De los 3.607 vehículos, 2.783 se correspondieron con turismos, 554 con camiones y furgonetas y tan sólo dos con autobuses entre los 128 ciclomotores, 47 motocicletas, 42 tractores industriales, 28 remolques y otros 23 vehículos no especificados. 

Una cantidad exigua de vehículos que, sin embargo, van a parar a desguaces tan veteranos como El Riojano, con más de sesenta años de historia, o a AutoRecicla, empresa que apenas lleva puesta en marcha un mes, y donde se aprovecha o recicla casi el totalidad de las piezas evitando un alto porcentaje de contaminación. Pese a su cumplimiento con la normativa vigente, algunos propietarios de estos gigantescos “cementerios de coches” coinciden en la compleja legislación en materia de medioambiente y reciclaje aprobada y aplicada a este sector en los últimos años.

Un nuevo reglamento, según denuncian varios profesionales, que no ha sido acatado por algunas de las numerosas chatarrerías y talleres que operan en la provincia. De hecho, la operación Gato llevada a cabo en 2012 por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), se saldó con 417 denuncias por infracciones en la normativa de residuos y 8 imputados tras la inspección de 111 establecimientos de tratamiento y reciclaje de vehículos destinados al desguace de casi una veintena de provincias, entre ellas, Zamora. 

Entre las principales infracciones e irregularidades observadas se encontraban la “ausencia de documentación para el ejercicio de la actividad” así como “el inadecuado tratamiento y almacenamiento de los vehículos, con el consiguiente perjuicio para el medioambiente. Por ello, el nuevo Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016 - 2022 persigue entre sus propósitos la correcta gestión de todos los vehículos garantizando su proceso de descontaminación previo, así como el 95% de reutilización, reciclado y valorización del peso medio por vehículo y año de la totalidad de los VFU, Vehículos Fuera de Uso o Vehículos al Final de su Vida Útil. Objetivo: reciclar las piezas útiles de los vehículos, desechar los materiales contaminantes tales como aceites y anticongelantes de una forma responable y evitar el desguace del planeta.

Comentarios
Lo más