La Diputación aumenta un 50 % la ayuda a la Fundación Proyecto Hombre

La Diputación aumenta un 50 % la ayuda a la Fundación Proyecto Hombre

“No todas las instituciones llegan en tiempo y hora, la Diputación sí”. La frase, pronunciada por el presidente de Proyecto Hombre Salamanca, Manuel Muiños, resume el sentir de un colectivo que depende en buena medida de la implicación institucional para poder seguir adelante con garantías. La Salina ha vuelto a ser sensible con un acuerdo que se prolonga desde el año 2003 y que en esta ocasión ha supuesto un aumento del 50 % de la cantidad aportada al pasar de 30.000 a 45.000 euros. 

La cantidad, señaló el presidente Javier Iglesias, “puede ser insuficiente pero sabemos que ayuda a muchas personas”. En 2015, de hecho, el acuerdo entre La Salina y Proyecto Hombre permitió dar servicio a 742 usuarios, una cifra respetable si se tiene en cuenta que atender a cada uno de ellos supone un coste estimado de 750 euros al mes, según detalló Manuel Muiños. El presupuesto anual de Proyecto Hombre supera los 600.000 euros en Salamanca.

El acuerdo renovado este miércoles garantiza que al menos el 30 % de las 60 plazas residenciales -que, en caso de necesidad, podrían llegar a 70 u 80 personas- se destinen a usuarios de la provincia.

“Existe un compromiso social de la Diputación que pretende, además, concienciar a la sociedad de las consecuencias de las adicciones y el consumo de drogas legales e ilegales”, remarcó Javier Iglesias. La Fundación Proyecto Hombre, de hecho, atiende adicciones más allá de las drogas. Alcohol, marihuana, hachís y cocaína son las más tratadas. Sin embargo, en los últimos tiempos, la irrupción de la tecnología en nuestras vidas está generando otras como la del juego on line, “que aún está muy tapada”, advirtió Muiños, quien también puso de manifiesto que “la necesidad existe pero está tapada y solo aflora en situaciones graves”. La realidad de las adicciones esconce “múltiples perfiles”. 

El 40 % de las personas que acuden a algunos de los tres centros de Proyecto Hombre en Salamanca logran realizar todo el proceso terapéutico. De ellos, el 96 % no vuelve a recaer. En ese aspecto, puntualizó Muiños, es importante la implicación de las familias en el apoyo, el acompañamiento y el conocimiento del problema pues es muy grande, detalló, el desgaste emocional de una persona con adicciones, “que tapa sus carencias con drogas al igual que otros las tapamos de otra forma”.

Comentarios