La Junta refuerza la distribución de alimentos a desfavorecidas al sumar a la Asociación de Supermercados

La Junta refuerza la distribución de alimentos a desfavorecidas al sumar a la Asociación de Supermercados

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, ha suscrito hoy un convenio de colaboración con el presidente de la Asociación de Empresarios de Supermercados de Castilla y León (Asucyl), José Daniel Posadas, para reforzar la distribución de alimentos entre las familias más castigadas por la crisis económica.

La Consejería suma así a la asociación, de la que forman parte 13 supermercados -Mercadona, El Árbol, Max Descuento, Gadis, Cash Ifa, Lupa, Top Cash, Froiz, Alimerka, Suma, Spar, Gros Mercat y Covirán-, a la Red de Protección a las Familias, impulsada por la Junta de Castilla y León para dar una respuesta integral a los castellanos y leoneses más afectados por la situación económica actual.

La firma de este convenio permitirá orientar y ajustar las campañas de recogida de alimentos que realizan los supermercados, a través de las conocidas ‘Operaciones Kilo’, hacia las necesidades concretas que detectan las entidades de la Red de Protección a las Familias que distribuyen alimentos entre los castellanos y leoneses más necesitados. Es decir, interrelacionar oferta y demanda para cubrir las necesidades de los ciudadanos en un momento puntual o de determinados productos.

Así, este convenio, que tendrá una duración de dos años, contribuirá a resolver las necesidades puntuales de productos de gran consumo (alimentación, hogar e higiene) que detecte la Gerencia de Servicios Sociales, a través de las entidades que conforman la Red. Será ella quien se ponga en contacto con las empresas de Asucyl cuando tenga conocimiento de que las entidades de la Red presentan necesidades puntuales de productos de gran consumo. Una vez que sean informados, los supermercados, de forma voluntaria, tratarán de cubrir estas necesidades lo más rápidamente posible.

El objetivo es aunar esfuerzos y generar sinergias para conseguir que los alimentos solicitados a través de las ‘Operaciones Kilo’ se ajusten a lo que precisan los ciudadanos en ese momento.

La implicación de estos supermercados se suma al trabajo que viene desarrollando la Red de Reparto Urgente de Alimentos que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades creó en marzo de 2013, convirtiendo a Castilla y León en la primera Comunidad en crear un canal de distribución de productos básicos de alimentación e higiene para cubrir de forma inmediata las necesidades urgentes de los ciudadanos.

Este servicio, que se activa con una simple llamada al teléfono de información de la Junta de Castila y León 012, ha atendido desde su puesta en marcha las necesidades de más de 4.500 familias, aproximadamente 11.000 castellanos y leoneses.

Plan de formación e inserción laboral

La firma del convenio abre, además, un cauce de comunicación y coordinación entre la Administración autonómica y Asucyl a la hora de contratar a personal. Sus empresas asociadas se comprometen, en coordinación con la Red, a colaborar en la inserción laboral de las familias afectadas por la crisis, en función de sus necesidades productivas. De esta forma, se articulará un mecanismo para que los perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía puedan participar en los procesos de selección de personal de estas empresas, siempre que cumplan con el perfil demandado.

Y, para ello, lo primero será adaptar la formación de las personas desempleadas en riesgo de exclusión a las demandas laborales de las empresas. Por este motivo, la Consejería y Asucyl establecerán un plan de formación conjunto para capacitar a estas personas, especialmente jóvenes, personas con discapacidad y mujeres víctimas de violencia de género, y que consigan alcanzar los perfiles profesionales que necesitan los supermercados. El plan contendrá acciones formativas o prácticas profesionales en esos establecimientos comerciales.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades será el cauce de interlocución entre las empresas de Asucyl y la Red de Protección para facilitar el contacto entre empleador y demandante de empleo, y colaborará en el diseño de este plan de formación.

Y es que, según ha manifestado la consejera, es indudable que la mejor forma de avanzar en el camino de la inclusión social es el acceso a un empleo y, para ello, es preciso adaptar previamente la formación de esas personas a las demandas de las empresas. La Consejería ajustará la formación obligatoria del programa de inserción a las necesidades de las empresas con las que se suscriben convenios. Marcos ha recordado que la Consejería tiene consignado para el próximo año 9,2 millones de euros (ocho millones más que en 2014) a formación específica para la inserción laboral.

La consejera agradeció a Asucyl que dé el paso de sumarse al trabajo en red para luchar contra la pobreza y por la inclusión social y apueste por medidas de responsabilidad social corporativa, ya que se ha demostrado, a juicio de Milagros Marcos, que “no están reñidas con el éxito empresarial”. 
 

Comentarios
Lo más