Belén Macías presenta en Salamanca su nueva película, 'Marsella'

Belén Macías presenta en Salamanca su nueva película, 'Marsella'
La directora de cine Belén Macías ha presentado este martes en Cines Van Dyck la película 'Marsella'. La película comienza en el momento en que una madre biológica, interpretada por María León, recupera la custodia de su hija de diez años, después de cinco en una familia de acogida. Madre e hija emprenden viaje a Marsella en busca de su padre. Por unas y otras razones de guion, la cosa se complica y la madre acogedora, Goya Toledo, decide acompañarlas.
 
Al público en general poco le sonará su anterior película, 'El patio de mi cárcel', que presentó en el Festival de San Sebastián 2008 y fue nominada a cuatro Goyas. Sin embargo, sí que saben cómo dirige a través de lo que han visto en series de televisión como 'La princesa de Éboli' o 'La señora', un oficio que le ha permitido vivir y atreverse a montar un nuevo proyecto de cine, su auténtica pasión.

En 'Marsella', la directora se ha centrado el drama individual de dos madres, la biológica y la de acogida, y su amor por la pequeña al tiempo que nos hace reflexionar sobre la infancia y las condiciones en que los niños se desarrollan. La falta de estabilidad y de educación durante la niñez pueden desembocar en la violencia y esa es una responsabilidad que la sociedad tiene que vigilar y asumir. Pero como bien apunta en la película la directora “nadie es más que nadie  en este mundo”.

 
Sinopsis

Una madre biológica, Sara (María León), y una madre de acogida, Virginia (Goya Toledo), comparten a una niña de 9 años, Claire (Noa Fontanals). A consecuencia de  sus problemas con el alcohol y las drogas, la justicia le retiró a Sara la custodia de su hija cuando tenía cuatro años. La niña fue dada en acogida a Virginia y Alberto a los que Claire considera sus padres desde entonces. Todo cambia cuando, cinco años después, un juez decide devolver la niña a Sara, que ha logrado rehacer su vida y tiene un trabajo estable.

La noticia cae como un jarro de agua fría en la vida de Virginia y Alberto que tienen que entregar a la niña. Aprovechando que es verano, Sara y Claire emprenden un viaje hacia Marsella en busca del padre biológico, al que Sara no ha vuelto a ver desde que se quedó embarazada. Con muy pocas pistas y mucho camino por delante, aprovecharán esta aventura para conocerse mejor y recuperar el tiempo perdido. Pero las dificultades comienzan cuando Virginia consigue sumarse a la travesía y las dos madres inician una emotiva y a la vez despiadada pugna por la hija que comparten.

Comentarios