“La sociedad salmantina es enormemente solidaria y generosa”

“La sociedad salmantina es enormemente solidaria y generosa”
El presidente de Cruz Roja de Salamanca, Jesús Juanes, recogió la Medalla de Oro de la ciudad en nombre de todos los miembros y voluntarios de la institución benéfica. “Para todos nosotros es de enorme importancia, imprescindible hoy en día, sentir el respaldo de nuestra 1propia sociedad, a las convicciones humanitarias que son las que motivan todas nuestras actividades”, comenzó su discurso. Además, tuvo unas palabras recíprocas para Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, el otro galardonado, pues “su preocupación por cuestiones como el Medio Ambiente, la conciliación de la vida familiar y laboral, o su apuesta por la igualdad en ámbito empresarial, dejan bien patente este compromiso social”,
 
Mención inevitable fue la palabra crisis. “Lo siento, ya he nombrado la palabra que quería evitar, pero que tristemente ha cambiado la vida de miles de personas y nos ha obligado a reaccionar con parados de larga duración, personas en riesgo de perder su hogar y en general, muchas familias con enormes carencias que necesitan una enorme ayuda. Sin olvidarnos que muchas personas, en otros países en vías de desarrollo llevan en crisis muchos años. Ahí también está Cruz Roja gracias a la Cooperación Internacional y nuestro compromiso”, recordó Juanes.
 
Para el presidencia provincial de Cruz Roja, “es cierto que nacer o vivir en una ciudad concreta no es un hecho absolutamente determinante para nadie, pero nuestra ciudad, Salamanca, a nosotros los voluntarios, nos ha ofrecido el espacio propicio en el que engendrar las ilusiones y los proyectos institucionales o personales, que hoy han querido significar ustedes con el honor de esta distinción. A la fortuna de ser charros, de Salamanca, se une el orgullo de poseer esta distinción Cruz Roja”. 
 
Por eso, Juanes refrendó la filosofía institucional reflejada en sus principios fundamentales: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Unidad y Universalidad. Todo ello con la aportación de los voluntarios, “porque el voluntario tiene, entre otros muchos, el valor de la magnanimidad, que le hace dar más allá de lo que se considera normal en el comportamiento humano. El voluntario no se conforma con ser un buen ciudadano, cumplidor con las normas que regulan la convivencia y las relaciones humanas. El voluntario está dispuesto, a dar siempre un pasito adelante para mejorar la vida de las personas que tienen más dificultades, y lo hacen a cambio de nada, de nada material, evidentemente”.
 
Pasado y futuro de Cruz Roja
 
A continuación, el presidente provincial de Cruz Roja recordó la historia de Fernando Menéndez de Quintana y Segundo de Sarrión y Díaz de Herrera, dos voluntarios de Salamanca que hace 139 años, ante la epidemia que atacó la  ciudad ,se ofrecieron voluntarios para echar una mano a las autoridades en nombre de Cruz Roja. “Luego en realidad, el mérito de este cumpleaños es de toda la sociedad salmantino, una sociedad enormemente solidaria y generosa”, dijo, recordando las ayudas para los afectados por el huracán Mitch, el terremoto de Chile, el tsunami de Indonesia, los atentados del 11M, el accidente de Spanair, las inundaciones de Biescas, los incendios de Francia, las inundaciones de Badajoz, en Senegal, en Colombia, en Albania, en Timor Oriental, en Ecuador, Honduras, Bolivia, India, Perú… “allá donde alguien necesitaba de una mano amiga bajo el paraguas de la Cruz Roja”.
 
Por eso, “la Cruz Roja del siglo XXI está enfocada a las necesidades sociales más acuciantes. Nuestros planes y programas abarcan el trabajo con personas inmigrantes, toxicómanos, mujeres vulnerables, personas mayores y dependientes, infancia y juventud, preparación y respuesta ante desastres, personas sin hogar y acciones para el empleo, atención sociosanitaria, formación, cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria, el medio ambiente y desarrollo sostenible todo ello con los avances de las nuevas tecnologías y los nuevos métodos de relacionarnos y hacer voluntariado. Nuestra labor de auxiliar de los poderes públicos, tan bien entendida por las administraciones, hacen que actuemos en primera línea de los problemas sociales que se identifican en Salamanca, conforme a nuestro mandato humanitario”.
Comentarios
Lo más