Obleas, farinato, calderillo, Morucha y vinos de la tierra, estrellas del Foro de la Cocina Rural Salmantina y Transfronteriza

Obleas, farinato, calderillo, Morucha y vinos de la tierra, estrellas del Foro de la Cocina Rural Salmantina y Transfronteriza

La primera edición del Foro de la Cocina Rural Salmantina y Transfronteriza celebrado en la Finca de Castro Enríquez y organizado por la Diputación de Salamanca  cumplió todas las expectativas tras reunir a 160 pequeños empresarios de hostelería de la provincia, representantes de todas las comarcas de Salamanca y el territorio transfronterizo de Beira Interior Norte. 

Además de analizar el conjunto de la oferta gastronómica de la provincia, los participantes en el foro demostraron su implicación con la cocina de sus territorios. El presidente del colectivo de hosteleros de Salamanca, Alain Saldaña, valoró el buen nivel de la cocina rural de la provincia y resaltó la solidez de muchos restaurantes que sobresalen por una cocina de gran calidad y que ya se han convertido en referencias en sus comarcas. 

El foro ha servido para iniciar una primera catalogación de restaurantes centenarios del medio rural salmantino, por considerarlos los mejores ejemplos vivos de las bases de la cocina tradicional. La hostelería rural de Salamanca analizó la aportación de algunos productos de relieve y materias primas de gran calidad, como la miel y el polen; las obleas; el turrón de La Alberca y los vinos de las DO’s Sierra de Salamanca y Arribes. En cuanto al recetario tradicional, el limón serrano destacó como una de las recetas de mayor calado de la provincia, por sus raíces serranas, por eso se acordó investigar su origen y características por considerarlo como una parte esencial del patrimonio culinario salmantino y serrano. El calderillo bejarano, la caldereta, los guisos populares, los estofados de legumbres, el farinato de Ciudad Rodrigo y la carne roja de raza Morucha fueron objeto de análisis y debate por parte de los asistentes al foro.


Homenaje a La Fernandica 

El momento más emocionante de la cita tuvo lugar tras la intervención de las representantes del restaurante La Fernandina, de Ledesma (Teresa y Ángeles Velasco), que recibieron un caluroso aplauso de sus colegas en el homenaje que puso el broche al foro. Su simpatía y el relato de una experiencia heredada de la pequeña taberna centenaria pusieron de relieve la importancia de acentuar el trato familiar y el servicio cercano a los comensales. Los jóvenes cocineros Fran Vicente y Diego Gavira reconocieron que los menús del día, los platos de la cocina tradicional y los pequeños restaurantes rurales son claves en la cocina salmantina, destacando su alto valor gastronómico.

La presencia portuguesa puso de manifiesto, una vez más, los lazos que existen entre cocineros y restaurantes transfronterizos, demostrando que es mucho más lo que les une que lo que les separa. Una representación destacada de restaurantes de la región de la Beira Interior Norte, como socio de la Diputación en el proyecto VIP BIN SAL,  consiguió estrechar lazos, no solo con cocinas ‘hermanas’ de La Raya, sino también con las de todas las comarcas salmantinas.

Gran repercusión

Las redes sociales demostraron su eficacia como herramientas de promoción y divulgación de la gastronomía salmantina, pues el foro superó los 3 millones de visualizaciones del ‘hashtag’ #ARGIrural, llegando a un alcance de un público potencial de 550.000 usuarios en Twitter. Un total de 800 personas se conectaron, en algún momento de la jornada, con los contenidos del foro, gracias a la retransmisión en directo vía ‘streaming’. El experto en redes sociales Víctor Gañán insistió en la necesidad de afrontar las nuevas tecnologías como herramientas de promoción para los restaurantes del medio rural.

La jornada será recordada en la historia de la hostelería salmantina, pues el foro se convirtió en una plataforma conjunta que sirvió para intercambiar experiencias y conocimientos de los profesionales de los cuatro puntos cardinales de la geografía provincial.

Comentarios