La Junta reconoce a Eduardo Barreiros su impulso histórico a la industria española de la automoción

La Junta reconoce a Eduardo Barreiros su impulso histórico a la industria española de la automoción

El III foro-exposición ‘El Vehículo Histórico: una oportunidad de futuro’ que se está celebrando en el Centro de Soluciones Empresariales en Arroyo de la Encomienda, Valladolid, ha homenajeado la figura del empresario gallego Eduardo Barreiros, fundador de la fábrica de camiones Barreiros en Villaverde, Madrid. Barreiros ha sido una de las personas que más ha influido en la industria de automoción nacional durante los años del desarrollo industrial español que tuvo lugar desde los años 50 hasta finales de los 70.

Eduardo Barreiros inició su actividad en un pequeño taller en Orense y fue capaz de levantar un gran complejo industrial empresarial que contribuyó decisivamente a la motorización de España; de hecho, el motor diésel llegó a ser para los españoles sinónimo de Barreiros. En 1963, la asociación con Chrysler, en una de las mayores inversiones norteamericanas en España, le impulsa a un protagonismo internacional. Posteriormente, en 1969 y tras distintas ampliaciones de capital, la empresa pasó a denominarse Chrysler España. Sin embargo, la obra de Barreiros sigue presente en la gran factoría de Villaverde y en el actual tejido industrial del sector de la automoción de España. Se trata, por lo tanto, de un ejemplo a seguir por emprendedores y empresarios de la Comunidad.

Por otra parte, este tercer foro ha impulsado distintas actividades dirigidas a la Formación Profesional que se han centrado en la familia profesional del automóvil y en la restauración de vehículos. De la misma forma, también ha tenido lugar hoy una jornada técnica dirigida a profesionales relacionados con el vehículo histórico, que se ha desarrollado tratando temas de restauración, uso y conservación de los mismos.

Además, con esta iniciativa se pretende impulsar la implantación de empresas que realizan un trabajo especializado, en algunos casos de tipo artesanal, que cuenta con un alto valor añadido económico y elevadas dosis de creatividad y satisfacción para quienes lo realizan, generando un impacto económico en la región que supera los 1,5 millones de euros al año.

Vehículos históricos

El concepto de vehículo histórico se define en el Real Decreto 1247/1995, que establece como tales a los que tengan una antigüedad mínima de veinticinco años, contados a partir de la fecha de su fabricación. Si esta no se conociera, se tomará como tal la de su primera matriculación o, en su defecto, la fecha en que el correspondiente tipo o variante se dejó de fabricar.

Se reconocen también a los vehículos incluidos en el ‘Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español’, o declarados bienes de interés cultural, y los que revistan un interés especial por haber pertenecido a alguna personalidad relevante, o que haya intervenido en algún acontecimiento de trascendencia histórica, si así se desprende de los informes acreditativos.

Por último, son reconocidos como históricos los denominados vehículos de colección, es decir, aquellos que, por sus características, singularidad, escasez manifiesta u otra circunstancia especial sobresaliente merezcan acogerse al régimen de los vehículos históricos.

Por otra parte este foro tiene como objetivo desmitificar aquellos aspectos negativos que en determinados sectores se tienen sobre estos vehículos, favoreciendo su restauración y catalogación, y permitiendo su circulación en condiciones óptimas de seguridad tras una adecuada inspección técnica

Impacto económico

El subsector del vehículo histórico impulsa una actividad económica que se centra principalmente en la compra-venta de vehículos, en la restauración llevada a cabo por especialistas entre los que se encuentran chapistas, pintores, tapiceros, guarnicioneros y torneros entre otros, que en la mayoría de los casos realizan trabajos de tipo artesanal. Otra actividad importante asociada a este subsector es el suministro de recambios que impulsa el sector de la industria auxiliar del automóvil, proporcionando reproducciones de las piezas que originariamente llevaban este tipo de vehículos y que son necesarias para su restauración y mantenimiento.

Este subsector impulsa la actividad económica a nivel europeo que, según el informe FIVA 2014, Federación Internacional de Vehículos Antiguos, establece que los gastos medios en la adquisición de un vehículo histórico son de 12.000 euros, los de restauración ascienden a 2.300 euros, y fija los de mantenimiento anual cercanos a los 850 euros.

El foro se completó, ayer jueves, con una jornada de trabajo para más de 200 estudiantes de los Centros de Formación profesional Camino de la Miranda, de Palencia; Simón de Colonia, de Burgos, y Centro Didáctico, Centro de Formación Ocupacional de Villabañez, Juan de Herrera y Cristo Rey, de Valladolid. Los alumnos han tenido la oportunidad de asistir a talleres de demostración práctica en trabajos de restauración de chapa y pintura, restauración mecánica y nuevos materiales.

Para la organización de este foro, la Consejería de Economia y Empleo cuenta con el patrocinio de Renault, Iveco, Nissan, Michelin, Repsol autogas, Faymasa, los laboratorios Desarrollo de Automovilidad y el Museo de la Automoción de Salamanca. También cuenta con la colaboración personal de importantes empresas de la logística del transporte: Desguaces Velázquez, PEYMA y Grupo MAT; del sector de la automoción: Automóviles Polígono de San Cristóbal, Industrias Tesedo, Tauro Sport Auto, Rectificados Tamarraf; y otras empresas colaboradoras: Asepa, Vehículos Veteranos Valladolid, Motor Clásico, Motociclismo Clásico, El Norte de Castilla y Bodegas Vizar.

Comentarios
Lo más