La desesperación lleva a los mineros leoneses encerrados a comenzar una huelga de hambre

La desesperación lleva a los mineros leoneses encerrados a comenzar una huelga de hambre

15 días bajo tierra. Este es el tiempo que llevan encerrados los cuatro mineros leoneses en el Pozo Aurelio de Santa Lucía de Gordón. Los cuatro trabajadores de la Hullera Vasco-Leonesa que permanecen confinados a más de 200 metros de profundidad para exigir al Gobierno de España las ayudas económicas destinadas al plan de cierre ordenado de las instalaciones de la minera han tomado una medida "desesperada" ante la falta de una solución, se han declarado en huelga de hambre desde este martes.

Su protesta no está teniendo la respuesta que ellos esperaban por parte de las administraciones, por esta razón han decidido dar un paso más y declarar esta huelga de hambre que prolongarán de forma indefinida hasta lograr una respuesta del Gobierno o un adelanto de parte del dinero de la subvención al plan de cierre para salvar, aunque de forma temporal, 200 empleos.

El presidente del comité de empresa de la Hullera, Julio Gómez, ha explicado que han sido los propios mineros encerrados quienes han tomado esta medida tan drástica y arriesgada para su salud para intentar "forzar la máquina" y lograr que el Ejecutivo que encabeza Mariano Rajoy dé una respuesta lo antes posible.

Estos 15 días encerrados en la mina están pasando ya factura a estos cuatro trabajadores del carbón, que aunque no presentan ningún problema grave de salud, el encierro voluntario sí les está provocando problemas psicológicos. "Están tocados", precisa Gómez, que confía en que este llamamiento desesperado surta algún efecto.

Hasta este momento, el comité de empresa sigue en contacto con la Junta de Castilla y León en busca de los fondos para articular el cierre ordenado de la explotación. Desde el Gobierno autonómico apuntan a que es posible que esta semana puedan tener alguna información al respecto. Hasta entonces estos cuatro mineros seguirán a más de 200 metros de profundidad y desde hoy, martes, sin comer.

Comentarios
Lo más