La Confederación del Duero explosiona el puente de Irueña para llenar el embalse

La Confederación del Duero explosiona el puente de Irueña para llenar el embalse
La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha procedido este miércoles a la voladura del puente de Vado Carros, en la antigua carretera CL-526 que va desde Ciudad Rodrigo hasta Cáceres, dentro de los trabajos añadidos a la construcción de la presa de Irueña. A las doce de la mañana una empresa especializada de Madrid procedía a explosionar la carga detonadora colocada previamente en los pilares de una infraestructura en desuso desde julio de 2011, cuando entró en funcionamiento la nueva carretera que evita el río Águeda.
 
La construcción de la presa de Irueña, tras más de una década de litigios judiciales, traía consigo una serie de actuaciones a mayores de lo que es el propio embalse que se proyectó para evitar la crecida del río y por tanto las inundaciones cada invierno y primavera en la zona del Arrabal de Ciudad Rodrigo. La voladura estaba prevista desde hace un año, pero diversas consecuencias meteorológicas la han retrasado. Incluso cuando parecía todo preparado para el pasado mes de marzo, las fuertes lluvias impidieron el derribo.
 
La presa dejó sin servicio varias carreteras. En el año 2006 se iniciaron las obras de cierre de los portillos de desvío del río y la deforestación del vaso, lo que obligó a ejecutar los trabajos de reposición de las carreteras, que incluían la variante de la carretera C-526 de Ciudad Rodrigo a Cáceres, la variante del camino de Valdelapiedra, la conexión con el camino de El Sahugo, y la carretera de Fuenteguinaldo a Robleda. 
 
Obras accesorias
 
Las obras accesorias en el entorno del embalse de Irueña van dirigidas a la mejora de los servicios de depuración y abastecimiento de siete municipios salmantinos: Fuenteguinaldo, Robleda, El Bodón, El Sahugo, Peñaparda, Villasrubias y Casillas de Flores. Para evitar la eutrofización del embalse, se prevén cinco depuradoras en Fuenteguinaldo, Robleda, Villasrubias, Peñaparda y Casillas de Flores y un colector en El Sahugo para tratar los vertidos de estas seis localidades. Cada depuradora consta de un aliviadero de pluviales, de un pretratamiento y de un tratamiento primario. 
 
También se acometerá la renovación de la arteria principal de abastecimiento de los núcleos urbanos de Robleda, El Bodón y El Sahugo. En el caso de Robleda, se incrementará su garantía de abastecimiento en la época estival en base a la prevista captación en el río Frío. 
 
Otra actuación contemplada en este proyecto es la creación de un complejo lúdico-recreativo en el entorno del arroyo Rolloso y el Castro de Irueña, que se realizará mediante: creación de una lámina de permanente de agua y un área recreativa que permitirá el uso para baño en el estiaje, dar acceso a través de su coronación al Castro de Irueña que potenciará un bien cultural que esconde un castro celta muy romanizado
Comentarios