CSI-F fija en 9.200 las plazas de oferta de empleo pública que la Junta debe convocar

CSI-F fija en 9.200 las plazas de oferta de empleo pública que la Junta debe convocar

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) cifra en unas 9.200 las plazas de empleo público que la Junta de Castilla y León debe sacar, en los sectores de administración autonómica, enseñanza y sanidad, para reponer las vacantes que se han ido produciendo en estos últimos años de la crisis, desde 2008, en la que la tasa de reposición y la oferta de empleo público de la administración regional ha sido “nula”.

CSI-F insiste en que la Junta debe ser sensible a la necesidad de ampliar la convocatoria de oferta de empleo público a partir del próximo año 2015, porque solo así se puede garantizar la calidad y la atención a los usuarios, en los servicios públicos básicos de la Comunidad.

CSI-F recuerda que la Junta  no ha sacado la oferta pública comprometida para los años 2010 y 2011 en la administración general regional, lo que ha llevado al sindicato independiente a acudir a los tribunales para defender esas plazas, que se concretan en 740, principalmente de promoción interna, con unas 90 de convocatoria libre. Además, el sector de la administración general de la Junta de CSI-F considera que tienen que convocarse otras 1.400 plazas más, que es el 50% del número total de las jubilaciones que se han producido. Un número razonable para CSI-F, ya que “estamos hablando de un 50% de tasa de reposición, que es lo que el Gobierno central ha comprometido en algunos servicios básicos, pero que debería extenderse a todos los servicios. Es decir, CSI-F reclama unas 2.200 plazas nuevas de empleo público para la administración general autonómica.

En el caso de la enseñanza, CSI-F ya ha fijado su posición en cuanto a la necesidad de nuevas plazas, concretamente unas 3.000. Una cifra que tiene en cuenta los más de 5.000 profesores interinos que hay en este curso 20014/2015, por lo que la demanda también se considera ajustada y razonable. CSI-F reitera la necesidad de reducir la actual tasa de interinidad, de cerca del 20%, un porcentaje que pone en riesgo la sostenibilidad de la reconocida calidad de la enseñanza de Castilla y León.

Finalmente, el sector de Sanidad de CSI-F considera que las 1.100 plazas que el Gobierno regional ha anunciado que va a convocar en 2015 es un número insuficiente, por lo que pide una oferta total de unas 4.000 plazas. CSI-F explica que el millar de nuevas plazas anunciadas sólo sirven para paliar las necesidades de los médicos de familia y enfermería. Pero que la falta de personal se extiende a otras áreas, como son la de los médicos especialistas, los TCAE (Técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería), otros técnicos y personal no sanitario.

Comentarios
Lo más