“El Gobierno de Rajoy en términos de indicadores es desastroso”

“El Gobierno de Rajoy en términos de indicadores es desastroso”
Este lunes ha visitado Salamanca, Luis Arroyo, consultor político que trabajó cinco años como asesor de comunicación en el Gobierno de Jose Luis Rodríguez Zapatero. En concreto fue director de gabinete de la entonces ministra Carme Chacón y la entonces vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega.  Arroyo ha valorado varios aspectos de la actualidad política española como es el desgaste del Gobierno, la situación de la oposición, la aparente ruptura del bipartidismo, la imagen de los políticos y la indignación ciudadana.

Muchas son las voces que recriminan al Gobierno acciones más efectivas para frenar el desempleo. El presidente, Mariano Rajoy, pide paciencia. Para Luis Arroyo el ejecutivo está muy tocado, “solo cuenta con un dieciséis por ciento de aprobación y ha perdido la mitad del electorado que lo votó en las últimas elecciones. Sumándole que ningún ministro aprueba, en términos de indicadores el balance es desastroso”. Sin embargo, Arroyo cree que hay varios matices que pueden hacer que el Partido Popular vuelva a ganar las elecciones de 2015.

 

“En primer lugar quedan más de dos años, el Gobierno tiene tiempo para mostrar a los ciudadanos que hay síntomas de la recuperación de la economía”. Arroyo considera que Rajoy se  ha jugado todo a esta mejora, “instalar la percepción de que se está saliendo de la crisis”, señaló. El segundo factor tiene que ver con algo que, según el consultor, aprendieron muy bien del Gobierno de Zapatero. Se trata de bajar las expectativas al máximo para después cuando se anuncien  las previsiones y los datos, estén siempre por encima. La oposición tan débil del Partido Socialista es´sin duda el tercer factor. Sin embargo, Arroyo asegura que el argumento que viene utilizando el Gobierno de “la herencia recibida de Zapatero” como explicación por los datos negativos de paro ya no sirve, “ya está caducado y como dijo Rubalcaba los parados de ahora son parados del PP”.

 

En cuanto al Partido Socialista y el anuncio de celebración de elecciones primarias, el consultor no cree que aguanten hasta semanas antes de las elecciones como propone la dirección general. “Ya se ha iniciado un proceso de búsqueda de nuevos liderazgos entre los socialistas y en la conferencia de octubre quedarán a la vista”, señaló.  Izquierda Unida y UPyD también son dos partidos a tener en cuenta. Según Arroyo, “cuando hay una crisis de las fuerzas políticas tradicionales, la gente encuentra cobijo en opciones menores, pienso que en las elecciones europeas muchos de ellos conseguirán escaños con facilidad debido a la circunscripción nacional, sin embargo esto tendrá un efecto de espejismo por sus limitaciones en el sistema electoral español”.

 

Respecto a las movilizaciones que están viviendo España y los países del sur de Europa, Arroyo señala que esta crisis tiene pinta de ser como la Gran Depresión de los años treinta, “no sorprende desde el punto de vista sociológico que la sociedad no aguante esta angustia y presión a la que está sometida”. Para mejorar la imagen, Luis Arroyo argumenta que los políticos deberían decir menos y hacer más, “es un momento en el que se exige mayor transparencia, valentía y audacia a nuestros líderes”, también añade, “la gente no admite tanto privilegio y tanta prebenda estando en esta situación”.
 
Comentarios