ILEON.COM

El nuevo mobiliario urbano de León se 'blinda' hasta 2037 y sólo dejará 30.000 euros al año

El nuevo mobiliario urbano de León se 'blinda' hasta 2037 y sólo dejará 30.000 euros al año

Los actuales mupis, kioscos, rejoles, columnas, marquesinas y mástiles con la bandera de León serán desmantelados y tomará el relevo la alicantina Impursa. El PP se había comprometido a contratar los nuevos elementos, y su explotación publicitaria, sólo por diez años pero finalmente permite el doble de tiempo

En el plazo máximo de seis meses, los leoneses podrán ver cómo se desmantelan de las calles de la capital decenas de elementos de mobiliario urbano con los que han convivido casi dos décadas. Kioscos, marquesinas, paneles de publicidad o mupis, contenedores de pilas, columnas con y sin fuente, relojes e incluso mástiles con una pequeña bandera de León desaparecerán, retirados por la empresa de origen frances Jc Decaux, que los instaló en la década de los años 90 en virtud de un contrato con el Ayuntamiento de León que duró 15 años y que en 2014 llegó a su fin.

Entonces, hace más de tres años, el PP anunció que contrataría la renovación de todos estos elementos, porque entonces no se había blindado la posibilidad de que todos estos elementos permanecieran al culminar el contrato público. Y para ello, sacaría una nueva licitación para que todo ese mobiliario fuera repuesto por otra empresa, pero el entonces portavoz popular advirtió que el plazo de tiempo se limitaría a 7 años con posible prórroga de 3 más: 10 ejercicios en total.

De aquel proyecto nada más se supo. Hasta que esta semana la Junta de Gobierno del PP resolvió un nuevo, y retrasadísimo, concurso público al que se presentaron dos empresas. Una de ellas, la alicantina Impursa SAU, obtuvo la mayor puntuación y será quien instale todos estos elementos urbanos cuando Decaux retire los suyos. Pero al contrario de lo comprometido, el contrato vinculará a León por 15 años, prorrogables por otros 5: 20 ejercicios en total.

A cambio de su instalación, y de gestionar el uso publicitario de esos espacios, cuyo beneficio será para la compañía, la empresa se compromete a abonar a las arcas municipales leonesas 30.000 euros al año durante esos próximos 20 euros. En total, 600.000 euros en dos décadas. En concreto, hasta el año 2037.

Los detalles fueron aireados por el portavoz popular, Fernando Salguero, que admitió el retraso en cambiar y reponer estos elementos, aunque matizó que esta vez sí el contrato contempla que cuando pase el tiempo de contrato, todo lo que se instale ahora se quedará en la ciudad.

En concreto, la licitación obligaba a la empresa como mínimo a instalar 34 mupis, 14 relojes públicos, 2 kioscos, 15 mástiles, 8 columnas y dos columnas fuente. Salguero se refirió a que, además, en la oferta elegida hay mejoras, pero sin especificar cuáles. Impursa tiene sede en Valladolid, ya que hace tres años se alzó con un concurso público para la renovación de marquesinas de autobús. No es la única capital. Pero es que también en León ha sustituido para la empresa pública de los autobuses urbanos (Alesa) unas 75 marquesinas del bus, instaladas a principios de este año.

Comentarios
Lo más