Nueva normativa para regular el juego en casinos y bingos

Nueva normativa para regular el juego en casinos y bingos
El primero de los decretos actualiza la normativa básica de los casinos de juego modificando el régimen aplicable al cambio del emplazamiento de los casinos de juego, de tal forma que se permite el traslado de las instalaciones del casino en el mismo o distinto municipio, siempre que sea dentro de la misma provincia, y con independencia de la población que tenga el municipio de destino, antes limitado a uno que tuviera menos de 300.000 habitantes. Con ello, la Junta establece para Castilla y León el mismo régimen normativo que el de otras comunidades autónomas que ya permiten el traslado de los casinos de juego a capitales de provincia. Esta modificación conlleva agilizar la tramitación de algunos procedimientos -organización de campeonatos o torneos en estos establecimientos- y, a su vez, cambiar aspectos puntuales referidos a la formación de crupieres.
 
Un segundo decreto modifica los juegos exclusivos que se practican en los casinos de juego y que están regulados en el Catálogo de Juegos y Apuestas de Castilla y León, aprobado por un decreto del año 2001, para adecuarla a las consecuencias de la aprobación de la ley de 2011 de regulación del juego del Estado, que da cobertura a la explotación no presencial y por internet de los juegos de casino en todo el territorio nacional. A su vez, se modifican aspectos puntuales de los elementos materiales, personales y reglas en los juegos de la ruleta francesa, ruleta americana, black-jack o veintiuno, y punto y banca, se regula una nueva modalidad de juego denominado banca francesa o dados portugueses.
 
Modificaciones en el sector del bingo
 
El tercer decreto aprobado hoy en Consejo de Gobierno afecta al sector del bingo. Entre otras novedades, se simplifican los trámites de los procedimientos administrativos y la documentación que debe aportar el interesado en los distintos regímenes de autorización que regula; se incorporan nuevos tipos especiales de juego de bingo con bolas en número inferior al 90 y que se diferencian del tipo general conocido como bingo ordinario; a la vez que se permite que las salas formen bolsas de premios extra; y se moderniza el juego incorporando las modernas tecnologías.
 
Los decretos aprobados han pasado el trámite de audiencia de los diferentes sectores empresariales afectados y de los representantes de los consumidores y usuarios, la conformidad de la Comisión de Juego y Apuestas de Castilla y León, así como el informe de los órganos consultivos autonómicos. Con estas modificaciones se culmina un periodo de actualizaciones de la normativa de todos los subsectores de juego privado en Castilla y León, para reactivar y mantener un sector que está viviendo especialmente la grave crisis económica.
 
Este periodo comenzó en el año 2012 con la modificación del reglamento que regula los subsectores de máquinas y salones, que permitió en las máquinas ‘B’ de hostelería y salones la partida cuádruple y quíntuple, la posibilidad de utilizar tarjetas electrónicas o similares en sustitución del dinero de curso legal, los premios de mayor cuantía que pueden otorgar o el establecimiento de un nuevo régimen de interconexión de máquinas entre establecimientos de la misma categoría, en la misma o distinta provincia.
 
También se incluyeron medidas en la Ley de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras del año 2012 respecto a la fiscalidad, en la que se introdujeron modificaciones para mejorar la situación de las empresas explotadoras de la actividad de juego, mejorando su régimen tributario vinculado al mantenimiento del número de trabajadores que poseen, a la no reducción del número de máquinas de juego que tienen, y a la posibilidad de dar bajas temporales en sus elementos de juego.
Comentarios
Lo más