ELECCIONES A RECTORADO

Ricardo Rivero: “Nuestra candidatura representa inequívocamente el cambio”

Ricardo Rivero: “Nuestra candidatura representa inequívocamente el cambio”

Catedrático de Derecho administrativo, es uno de los cuatro candidatos a rector de la Universidad de Salamanca. En su programa destaca la bajada de tasas universitarias, el apoyo al equipo dicente e investigador y al PAS y la mejora del estado de las aulas


-¿Qué es lo que le ha llevado a querer ser rector?

-"Bueno me lo han preguntado mucho estos días. Cuando yo accedí al decanato de la Facultad de Derecho al que renuncia hace ya muchos meses me encontré con propuestas de este equipo de gobierno de fusiones de centros y departamentos que no compartía y después he observado otros desaciertos en la gestión actual. Las plantillas están diezmadas, hemos perdido mucho profesorado, también personal de administración y servicios y necesitamos medidas urgentes de recuperación de personal docente investigador y del personal de administración y servicios. Y también creo que es necesaria una voz crítica más crítica desde el Rectorado para revindicar la bajada de tasas y que las prestaciones que reciben los estudiantes, como la calefacción en las aulas y otros servicios que ofrece la Universidad sean actividades culturales o deportivas, mejoren. Esa es mi motivación".

-Uno de sus grandes valores es precisamente eso, que ha estado durante 5 años en el Decanato de la Facultad de Derecho, que es la facultad más grande seguramente de toda la Universidad de Salamanca

-"El número de estudiantes sí. Hay muchas facultades muy importantes, la facultad derecho no lo es más, aunque en cifras de estudiantes sí es la más grande. Pero antes de ser decano de la Facultad de Derecho yo fui 4 años defensor del universitario y esa experiencia fue aún más fructífera por el conocimiento que adquirí de la institución y de sus personas. Yo contribuí a la resolución de problemas de muchos centros y comprendí en todo su alcance la universidad en esos 4 años como defensor del universitario. Y antes también participé como redactor en la elaboración de los estatutos vigentes de la Universidad de Salamanca. Quiero decir que el decanato es la última etapa de una trayectoria de gestión de muchos más años".

-Digamos que es a lo mejor lo que tiene mayor visibilidad el dirigir toda una facultad

-"Sí, bueno, por ser lo más reciente, pero piensa que para ser defensor del universitario es necesario la mayoría absoluta del claustro qué es un apoyo muy importante en la comunidad universitaria. La mayoría absoluta del claustro, no de los presentes en una convocatoria del claustro, sino de todos los claustrales. Y la labor del defensor del universitario tomada en serio es ardua y compleja. Por supuesto, yo he entregado muchos miles de horas con mucho gusto a la gestión de la Facultad y como decano de la Facultad de Derecho también me he preocupado de muchas necesidades y problemas estructurales de toda la universidad. Por ejemplo, he defendido los derechos del profesorado contratado, de los acreditados que esperaban su promoción, he defendido su posición en el claustro universitario como claustral y como consejero del gobierno y he criticado mucho de las decisiones del equipo de gobierno actual".

-Su propuesta digamos que es la que más asemeja a un programa de renovación completo

-"Yo no propongo la renovación total porque, sin duda, hay muchos servicios y muchas iniciativas de la Universidad que son positivas y que deben continuar sin alteraciones. Pero, por supuesto, no comparto ni la estrategia ni el estilo de gestión del actual equipo. En ese sentido, nuestra candidatura representa inequívocamente el cambio".

-Durante estos 8 años de gestión del rector Ruipérez, ¿se han hecho cosas bien? ¿se han hecho cosas mal? ¿se han hecho más cosas bien qué mal?

-"Yo creo que hay que agradecer siempre a todos los gestores, que entregan su tiempo a la universidad en este caso, los esfuerzos realizados y siempre que me preguntan cuál es mi opinión comienzo agradeciendo tanta dedicación a la universidad. Hay algunos resultados positivos pero la situación de las plantillas de la Universidad y también el estado de algunas infraestructuras y el descuido de algunos campus es patente".

-Del uno al 10 ¿qué nota le daría ahora mismo a la Universidad de Salamanca en conjunto como institución?

-"La Universidad de Salamanca debe aspirar siempre al 10. Y podemos llegar al 10. Yo no sería nunca imparcial a la hora de calificar, siempre intentaría aspirar a ese 10. Pero creo que tenemos muchas cosas que mejorar".

-¿Y la aprobaría ahora mismo, usted que es profesor?

-"Por supuesto. La Universidad de Salamanca, más allá de la gestión de un equipo de gobierno determinado, está llena de capacidades extraordinarias. Hay grupos de investigación excelentes, hay facultades que están funcionando muy bien y lo que necesitan es un rector que apoye todas sus iniciativas. Tener una opinión crítica sobre el equipo de gobierno no quiere decir que yo no crea que la universidad tiene muchas estructuras y personas que hacen un trabajo excepcionalmente bueno. Yo creo que la universidad tiene muchas estructuras y también servicios que hacen un trabajo excepcionalmente bueno, pero el trabajo del equipo de gobierno no me parece que sea tan bueno como debería ser".

-Usted está cerca de los estudiantes, se interesa mucho por sus problemas en general ¿qué cree que piensan los estudiantes de la propia Universidad de Salamanca?

-"Mi cercanía a los estudiantes es completamente natural. La ha demostrado primero como defensor del universitario y después durante 5 años como rector. Yo creo que los estudiantes que han tratado conmigo, tanto los representantes como mis propios alumnos en mis grupos de grado y de Máster, han sentido esa cercanía y esa proximidad. Muchos estudiantes piensan que están pagando precios muy caros y luego pasan frío o calor en las aulas. Si han elegido la Universidad de Salamanca es porque piensan, y están en lo cierto, que ésta es una gran Universidad. Pero hay que mejorar, como he dicho, algunas cosas, y esas cosas que no funcionan deterioran un poco la imagen que los estudiantes reciben de la Universidad".

-¿Pretende bajar las tasas?

-"Yo he propuesto en el programa, y somos la única candidatura que hemos escrito en el programa la eliminación progresiva de las tasas propias de la Universidad, porque hay tasas que pone la propia Universidad y otras tasas que marca el Decreto de Precios Públicos de la Junta de Castilla y León. Entonces, lo primero que tiene que hacer la Universidad es no cobrar a los estudiantes las cantidades que está cobrando ahora mismo ella misma. Y esto nosotros lo llevamos en programa, lo hemos dicho, es un compromiso que cumpliremos. 

Pero, además, vamos a abogar por que la tasa media, el precio del crédito en la Universidad de Salamanca no sea superior a la media española, porque en estos momentos es muy superior y eso es, sencillamente, injusto. Ésta es nuestra posición sobre tasas que está reflejada en el programa. Digo esto porque ahora otros programas nos están copiando y está bien que nos copien en esto, porque es injusto que las tasas sean tan altas, pero los que los hemos escrito desde el principio en el programa hemos sido nosotros".

-No depende solo del equipo de gobierno porque la Junta también marca unos precios. ¿Se intentará hablar con la Junta para reducir esos precios lo máximo posible y equipararlo a otras comunidades?

-"Por supuesto. No se intentará, se hablará con la Junta para que los precios medios no superen la media española, porque esto está dañando muy gravemente a la Universidad de Salamanca y a sus estudiantes. El actual equipo de gobierno no ha hecho nada en este sentido, ni sus vicerrectores ni sus vicerrectoras".

-Respecto a los planes de estudio ¿cree que están bien tal y como están estructurados, tanto los de grado como los de Másteres? ¿Se pueden mejorar en algunas materias?

-"Los planes de estudios tienen que estar sometidos a una constante actualización a las necesidades de nuestro tiempo. Pero los procesos de reforma de los planes de estudio se han burocratizado hasta tal punto que resulta muy complicada esa adaptación. Entonces, hemos de introducir elementos de mayor adaptabilidad en los planes de estudios, aunque la oferta académica de la Universidad de Salamanca en Gado y Máster es en general muy buena".

-Hay algunas universidades de Castilla y León que para el Máster de profesores de secundaria van a permitir presentarse a los alumnos este año. Ahora mismo la Usal en principio no se presentaría. Si usted es rector, ¿se intentaría trabajar para que sí se puedan presentar este año?

-"Absolutamente. El actual Rectorado ha puesto a los estudiantes del master de profesores de secundaria en una situación inaceptable por los plazos y por la falta de medidas para resolver este problema y yo he adquirido el compromiso claro de hacer todo lo posible por resolver esta situación y vamos a resolverla. No se puede tener a 200 estudiantes en la tesitura de perder la oportunidad de presentarse a la convocatoria más importante de plazas de secundaria de los últimos 10 años. Esto es un ejemplo de lo que funciona mal en la Universidad de Salamanca porque el Rectorado no ha hecho lo que debería hacer".

-Y en relación a los estudiantes de profesores, ¿está la plantilla de la Universidad de Salamanca envejecida?

-"La media de edad del profesorado de la Universidad de salamanca está en torno a los 50 años que es la media de edad del sector de la Administración Pública española. La Administración Publica española presenta una media de edad alta como consecuencia de las tasas de reposición, del bloqueo de la reposición de efectivos. Necesitamos muchas personas jóvenes para el relevo generacional, cientos de personas jóvenes que hemos de contratar".

-¿Podría servir esa contratación para captar y retener talento?

-"Por supuesto, ha de ser el objetivo prioritario: retener el mucho talento que ya tenemos en la Universidad, en estudiantes de Másteres y doctorados, becarios, profesores en los estadios formativos iniciales, investigadores, y para recuperar talento que ha tenido que marcharse por la falta de medidas en este sentido y captar talento".

-¿También se podría integrar en esa posición de docente a los investigadores?

-"Vamos a convocar plazas de contratos pre y posdoctorales también con perfil investigador, en ciencias y en Humanidades. Porque también hay institutos de Humanidades y de Ciencias Sociales en la Universidad de Salamanca".

-Volviendo a los estudiantes, ¿se van a intentar ampliar las prácticas y el número de empresas?

-"Sí. Hemos de potenciar servicios de la Universidad que tienen mucha experiencia en este sentido, SIPPE, por ejemplo. El SIPPE tiene una capacidad de recursos y oportunidades que hay que fortalecer, trabaja muy bien. El IME que colabora con el tejido de Pymes y, después, lograr que en el Parque Científico haya una contratación prioritaria de nuestros graduados. Es decir, que todas las estructuras de la Universidad que tienen capacidades en materia de empleabilidad trabajen coordinadas para favorecer la inserción laboral de nuestros titulados".

-Los estudiantes, por lo general, aquí en Salamanca y en España ¿tienen pocas prácticas durante el grado?

-"Los centros y los coordinadores de las titulaciones han realizado esfuerzos notables por desplegar buenos programas de prácticas. Pero la Universidad no reconoce lo suficiente a los tutores de prácticas y esto complica el mantenimiento de la oferta y, más aún, su ampliación. Soluciones mejores a la correspondencia con los tutores de prácticas posibilitaría la ampliación de esa oferta".

-¿Y la posibilidad de ampliarlas a más años y no sólo al último?

-"Sería lo ideal, pero ya digo que para poder multiplicar los créditos prácticos sería necesario que los recursos que se generan con esos créditos prácticos se reinvirtieran en la financiación de las prácticas. Por ejemplo, las prácticas tuteladas en Farmacia, que son 30 créditos prácticos: si un estudiante de la Universidad de salamanca se tiene que desplazar a otro lugar para hacer la prácticas tuteladas del grafo en Farmacia, tiene que costeárselo de su bolsillo y si es becario y no tiene la asignación correspondiente a la residencia porque tiene que realizar las prácticas en León, eso le cuesta dinero cuando está pagando 30 créditos prácticos. Y a muchos tutores de prácticas de la Universidad no se le retribuyen en absoluto, entonces es muy difícil convencer a los tutores de prácticas de que participen. Y lo hacen de buen grado, pero no podemos pedir a personas de empresas y de instituciones que formen a nuestros titulados cuando los estudiantes están pagando esos créditos a cambio de nada".

-Sobre el PAS ¿Está suficientemente integrado en la Universidad?

-"El PAS es imprescindible para el buen funcionamiento de la Universidad, pero no han sido suficientemente reconocidos. Hay que generar, y nosotros lo haremos, oportunidades reales de estabilización de la plantilla, promoción, carrera horizontal y formación adaptada a las tareas del puesto de trabajo. Esto no se ha hecho en los últimos años".

-¿Se haría de manera inmediata?

-"En el corto plazo vamos a promover un plan de estabilización y vamos a activar la reforma de las RPTS de personal funcionario y laboral en el PAS. Y empezaremos a negociar con los órganos de representación reformas de RPTS y el resto de medidas incluyendo la carrera horizontal para las oportunidades de promoción de todos".

-¿Puede ser la Usal un motor económico para la ciudad de Salamanca?

-"Siempre lo ha sido. Debe serlo con más potencia y puede serlo. En el 2018 sin duda lo será, pero hemos de lograr, hemos previsto medidas a tal efecto, que en el 2019, 2020, 2021 la tendencia de crecimiento de la capacidad de generación de ingresos para Salamanca y su entorno se multiplique, porque la Universidad ha perdido miles de estudiantes y de trabajadores y eso es una gran pérdida económica para Salamanca. Hay que recuperar esos miles de estudiantes y de trabajadores".

-¿Los estudiantes se están perdiendo porque la Usal no hace las cosas bien o por la despoblación juvenil en Castilla y León?

-"Los estudiantes se están perdiendo en gran medida porque no hemos recuperado con el máster la eliminación del quinto curos de las licenciaturas. Y eso obedece a que no ha sido la Universidad eficaz en conseguir que sus estudiantes de grados cursen másteres aquí en porcentaje suficiente. Nootros indicadores en este punto, en comparación con otras universidades públicas son malos. 

La gestión de la matrícula de máster de este año ha presentado muchos problemas que hay que corregir. Si no conseguimos incrementar nuestras matrículas de master para compensar la pérdida de estudiantes en la reducción de los grados a cuatro años, nunca recuperaremos los estudiantes. Nosotros vamos a lograrlo y por eso hemos creado un Vicerrectorado de Posgrado, para recuperar a estudiantes de Máster y Doctorado con más atractivos, más becas, más oportunidades de financiación, etc".

-Hay varios vicerrectorados con nuevas funciones, ¿por qué?

-"El de Posgrado, que es el nuevo Vicerrectorado que nosotros creamos, se ha descuidado. La Escuela de Doctorado debe ser potenciada. Hay excelentes profesionales allí que no cuentan con los recursos que necesitarían y los coordinadores de doctorados y de másteres trabajan muchísimo sin apoyo administrativo. Esto obedece a que el doctorado es una cuestión secundaria en estos momentos en el Vicerrectorado de Investigación y el máster lo es en el de Docencia. Nosotros creemos que el doctorado y el máster deben ser cuestiones prioritarias, por eso tendrán un vicerrectorado propio. Además, incrementaremos el apoyo administrativo y la financiación de los másteres y doctorados".

-Y respecto al problema de que no haya en la Usal estudiantes de másteres y doctorados, o no tantos como debería, ¿puede ser que no haya un sentimiento de pertenencia a la comunidad universitaria como puede existir en la cultura anglosajona?

-"La Universidad de Salamanca tiene una gran capacidad de generación de ese sentimiento de pertenencia pero no se ha cultivado en los últimos años. Si un estudiante se matricula en doctorado y viene de fuera y no se organizan muchas actividades desde la escuela de Doctorado, ese sentimiento de pertenencia se debilita. Organizando muchas más actividades con la financiación y el apoyo administrativo adecuado, el sentimiento de pertenencia se fortalecerá".

-Volviendo al PAS, ¿qué pasa con la conciliación laboral?

-"Yo creo en la conciliación laboral pero muchas de las normas de la Universidad no están pensadas en esa clave. Especialmente con los estudiantes, no se contemplan esas circunstancias especiales. Pero creo que en las condiciones de trabajo del PAS siempre debe ser respetada, como en las del PDI, la conciliación de la vida laboral y personal".

-Con respecto al VIII Centenario, ¿en qué momento nos encontramos de la historia? ¿estamos en el mejor momento de la universidad? ¿Lo hemos pasado? ¿Podemos llegar a él próximamente?

-"La celebración el VIII Centenario debe ser un momento crucial para la Universidad, para que recuperemos nuestros mejores indicadores. Que consigamos llegar a ser la primera universidad española, la más reconocida en América también, a la altura de nuestro prestigio internacional y recuperemos nuestro número de profesores, de estudiantes y de personal administrativo y de servicios. Es el momento de lograrlo".

-Imagino que ser rector en el octavo centenario hará especial ilusión

-"Mi ilusión es trabajar por que la calefacción funcione, por que la plantilla se recupere, que el personal tenga oportunidades de promoción, los estudiantes tasas más bajas, que recuperemos nuestro prestigio y también celebraremos el VIII Centenario. Pero todo lo anterior es muy importante".

-¿Qué se puede hacer para que la Usal esté en los primeros puestos del ranking de universidades de España?

-"Ahora mismo no se están tomando decisiones para mejorar nuestra posición en los rankings. Se ha descuidado la investigación básica y las investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales que son muy potentes en la Universidad de Salamanca. Si no se hubieran descuidado, tendríamos una mejor posición en los rankings. Muchas iniciativas académicas de departamentos y grupos no han sido apoyadas y eso también perjudica esa posición en los rankings. Y las mejores universidades tienen todas programas de responsabilidad social y cuentan en muchos rankings y aquí no se ha cultivado".

-La responsabilidad Social es una de las ramas que se tocan en su programa

-"Sí, pero nuestro programa tiene muchos más aspectos. Es mucho más detallado y completo que el de los demás, por eso, en responsabilidad social también es el más completo. Esto es un dato".

-¿La atención a la responsabilidad social viene dada porque es algo que demanda la sociedad?

-"Pero por convicción también. Yo creo en la trasparencia, en la igualdad real entre todas las personas, en la sostenibilidad y por eso no hemos lanzado nuestro programa en papel, porque sí nos lo creemos".

-Respecto al equipo de Gobierno, veo por sus currículos que están de sobra preparados y algunos de ellos son bastante jóvenes

-"No creo que un equipo de gobierno tenga que ser todo joven. Creo que lo mejor de un equipo de gobierno es que convine experiencia y todos los perfiles generacionales y eso es lo que ofrece nuestro equipo de gobierno. Tenemos personas en los momentos más avanzados de su carrera académica, con mucha experiencia, y también personas jóvenes. Yo he evitado deliberadamente que todo el equipo de gobierno tuviera en el mismo perfil generacional".

-¿Puede la Usal mejorar la oferta cultural a sus estudiantes?

-"Hay que incrementar la participación de los estudiantes en los servicios de cultura y actividades deportivas y reforzar éste último. Los técnicos en estos servicios son excelentes profesionales pero se ha perdido la buena costumbre de hacer partícipes de la programación de actividades a los estudiantes, algo que siempre se hizo en la Universidad de Salamanca y este equipo de gobierno no ha hecho".

-En cuento a las relaciones de la Universidad con Iberoamérica y Asia, ¿se puede potenciar con otras culturas o universidades anglosajonas o se debe potenciarse las ya existentes?

-"Yo soy un convencido europeísta y latinoamericanopeista. Y la gran oportunidad del VIII Centenario es el espacio eurolatinoamericano y del caribe de educación superior. Así que tenemos que profundizar en nuestras relaciones americanas, latinoamericanas y europeas, sin descuidar otros lugares del mundo. Es posible mejorar el número de estudiantes de Estados Unidos y del norte de Europa, en la Universidad de Salamanca, porque nuestras cifras, que no son malas, no están a la altura de nuestro prestigio internacional".

-¿Se puede potenciar programas de movilidad para estudiantes, PAS y PDI?

-"Deberían mejorarse. En cuanto a los estudiantes tenemos buenos programas europeos internacionales pero hay que ampliar el número de becas porque la formación internacional ya no es algo accesorio, sino esencial. En cuanto al PDI hay que favorecer la movilidad internacional del profesorado joven porque no les está llegando los recursos. Y el PAS, aquellos que quieran utilizar estos programas deben tener la oportunidad, pero voluntariamente".

-El envejecimiento de los edificios del campus de la Universidad de Salamanca, ¿por qué se ha llegado a este punto? ¿es posible solucionarlo sin una gran inversión económica?

-"La Universidad de Salamanca tiene recursos suficientes para corregir los problemas que empiezan a presentar muchas de sus infraestructuras. Necesitamos reforzar la Unidad técnica que también cuenta con buenos profesionales pero no ha sido reforzada con personal y recursos. Y debemos reconsiderar la política de los últimos tiempos de construcción de nuevas infraestructuras que evita la consolidación de las existentes. Si seguimos construyendo al final no podemos pagar la calefacción".

-¿Hay que modernizar las aulas y adaptarlas tecnológicamente?

-"Por supuesto. Lo primero es que haya una buena climatización de las aulas. Claro que habría que instalar terminales y enchufes para los dispositivos móviles, yo lo hice en derecho, pero lo primero es que los estudiantes no pasen frío o calor en las aulas. Hay días en octubre donde la temperatura de algunas aulas ha superado los 30 grados. Eso es inaceptable. Y luego cuando empieza el frio muchos alumnos tienen que ir a clase con el abrigo puesto, y esto también es inaceptable".

-¿Están los campus de Ávila, Béjar y Zamora suficientemente integrados en la Usal?

-"En los últimos tiempos se han descuidado. Llevamos un programa completo para cada uno de ellos atendiendo a sus verdaderas necesidades y siendo muy conscientes de que es una fortaleza para la Universidad de Salamanca contar con estos campus y hay que potenciarlos y dar a los estudiantes de esos campus los mismos derechos que al resto de los estudiantes".

-‘Unamonos’ es el eslogan de su campaña, en referencia también a Unamuno

-"La idea de unámonos es la idea de la suma de todas las fuerzas y capacidades de la Universidad. si todas ellas se orientan hacia un mismo objetivo estratégico, siendo debidamente apoyadas por el rectorado, llegaremos a ser la primera universidad española y recordar la figura de nuestro mejor rector siempre contribuye a esa motivación. Yo creo que Unamuno destacó por ser un rector crítico, una voz independiente de la universidad, el intelectual español más importante de su tiempo y es un símbolo emblemático de la Universidad de Salamanca".

-¿Cree que ganará en primera vuelta o en segunda?

-"Quien diga que va a ganar con mayoría absoluta en primera vuelta desconoce las matemáticas. Creo que vamos a tener un excelente resultado en la primera vuelta, con muchos apoyos pero estoy convencido de que habrá una segunda vuelta porque somos cuatro candidaturas y creo que todas tienen sus apoyos".

-Si gana, de enero a junio ¿cuántas medidas a corto plazo va a aplicar y cuáles van a ser a medio plazo para el resto de legislatura?

-"Bueno, empezamos a trabajar en diciembre con el presupuesto. Y tenemos cientos de medidas en el programa. Creo que los primeros seis meses tenemos que implementar unas 300 medidas".

-Y si gana ¿va a pensar en 4 años o en 8?

-"Tendremos que ganarnos la confianza de la comunidad universitaria. Yo pienso ahora en el primer periodo de 4 años y en el curso 2017 y 2018. Pensar en el futuro ahora es soñar y hay que trabajar".

Comentarios