Gracias, compartir y futuro, las palabras más repetidas con formas diferentes a su padre

Gracias, compartir y futuro, las palabras más repetidas con formas diferentes a su padre

Si había expectación por el fondo del primer mensaje de Navidad del Rey Felipe VI, también por las formas. Ahí ha marcado también una diferencia con su padre Don Juan Carlos. El tradicional "la reina y yo" el "me llena de orgullo y satisfacción" para comenzar el discurso fue sustituido por un "gracias por abrirme vuestras casas en esta Nochebuena". Y también hubo un final diferente, deseando buenas noches en castellano, euskera, catalán y gallego, corroborando así la idea que transmitió de coexistencia de todas las realidades históricas y culturales del país.

Acompañado por dos fotos con su mujer Letizia Ortiz y sus hijas Leonor y Sofía, así como por pequeños adornos navideños, Felipe VI también incluyó en la sala un sencillo belén junto a una foto saludando a su padre. Gracias, compartir y futuro fueron las palabras más repetidas por el rey. "A lo largo de estos últimos meses me habéis rodeado de vuestro respeto, afecto y cariño. Sinceramente, me he sentido querido y apreciado y os lo agradezco de corazón. Y tengo que deciros también que he visto ilusión en muchos de vosotros, en vuestras miradas, en vuestras palabras, ante el inicio de una nueva época en nuestra historia", dijo.

Por eso, quiso incidir en la idea de que "es cierto que vivimos tiempos complejos y difíciles. Sin duda. Pero son también tiempos que debemos afrontar con responsabilidad, con ilusión y espíritu renovador. Tiempos nuevos que se proyectan en todos los ámbitos de nuestra vida colectiva e individual. Y ahora nos corresponde a los españoles de hoy continuar la tarea de labrar nuestro mejor futuro; que empieza ya, que ha empezado ya. Afortunadamente, no partimos de cero, ni mucho menos, y, por ello, no debemos olvidar lo que hemos conseguido juntos con grandes esfuerzos y sacrificios, generación tras generación; que es mucho y lo debemos valorar con orgullo. Aunque también tengamos la responsabilidad de corregir los fallos  y mejorar y acrecentar los activos de la España de hoy,  con la vista puesta en un futuro que nos pertenece a todos los españoles".

Y concluyó: "Somos una democracia consolidada. Disfrutamos de una estabilidad política como nunca antes en nuestra historia. Nuestro marco constitucional nos ha permitido la alternancia política basada en unas elecciones libres y democráticas. Somos, además, una nación respetada y apreciada en el mundo y con una profunda vocación universal, imprescindible para promover nuestra cultura y defender nuestros intereses en un mundo global. Hoy, más que nunca, somos parte fundamental de un proyecto europeo que nos hace más fuertes, más competitivos y más protagonistas de un futuro de integración. Regenerar nuestra vida política, recuperar la confianza de los ciudadanos en sus instituciones, garantizar nuestro Estado del Bienestar y preservar nuestra unidad desde la pluralidad son nuestros grandes retos. No son tareas sencillas. No son retos fáciles. Pero los vamos a superar, sin duda; estoy convencido de ello. Tenemos capacidad y coraje de sobra. Tenemos también el deseo y la voluntad. Y hemos de sumar, además la confianza en nosotros mismos".

Comentarios
Lo más