La Junta y el Ayuntamiento redoblan su colaboración para ayudar a las familias en riesgo de desahucio

La Junta y el Ayuntamiento redoblan su colaboración para ayudar a las familias en riesgo de desahucio
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, y el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, han suscrito hoy un convenio para redoblar la colaboración que ya existía entre ambas instituciones para el desarrollo del Servicio Integral de apoyo a las familias en riesgo de desahucio. Con la firma de este convenio, que se fundamenta en el acuerdo marco suscrito con la Federación Regional de Municipios y Provincias, el Ayuntamiento incorpora nuevas medidas para tratar de ayudar a los deudores hipotecarios de la capital palentina y prevenir su situación de exclusión social.
 
Así, el Ayuntamiento de Palencia se compromete a arbitrar medidas para apoyar a los deudores hipotecarios y contempla introducir facilidades en el pago del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, más conocido como la plusvalía, en los casos de dación en pago de la vivienda habitual. En paralelo, promoverá la modificación de las ordenanzas fiscales para establecer una cuota bonificada en el pago de las tasas municipales a personas con bajo nivel de renta, desempleados o en situación de empleo con una duración igual o inferior a 20 horas semanales.
 
Otro de los compromisos del Ayuntamiento de Palencia es facilitar el acceso a 58 viviendas públicas en alquiler social cuando carezcan de recursos de alojamiento y no cuenten con medios propios para acceder a ellos.
 
Además, se compromete a colaborar con las entidades financieras en la evaluación de solicitudes, valoración de las circunstancias sociales y emisión de informes. En este sentido, solicitará a las entidades bancarias con más actividad en la ciudad que designen a un interlocutor a efectos de coordinar las actuaciones de la gestión del Fondo Social de Viviendas.
 
La firma de este convenio también sirve para formalizar las medidas que ya está llevando a cabo el Ayuntamiento, como que la atención y primera entrevista a las personas derivadas desde el teléfono 012 del Gobierno Autonómico no sea superior a una semana o que su personal técnico emita un informe social sobre el riesgo de exclusión social en el plazo máximo de 10 días. El Ayuntamiento, asimismo, participa activamente en el procedimiento de valoración de las solicitudes de vivienda realizadas a la Junta de Castilla y León, y demás obligaciones derivadas de la aplicación de la normativa autonómica en materia de vivienda.
 
Datos del servicio en Castilla y León
 
A 31 de agosto de 2014, se ha superado ya la barrera de las 2.600 familias castellanas y leonesas atendidas por el Servicio Integral de Atención a las familias en riesgo de desahucio, lo que demuestra que el servicio va siendo conocido por los ciudadanos de Castilla y León. Esto significa que prácticamente 6.500 castellanos y leoneses se han beneficiado de él en la Comunidad.
 
En concreto, 2.692 familias de Castilla y León en dificultades para afrontar las obligaciones derivadas de su hipoteca han recibido de la Administración apoyo profesional o acompañamiento para afrontar las consecuencias de una situación de sobreendeudamiento familiar, proponiendo soluciones adaptadas a su capacidad económica actual, con el fin de evitar la pérdida de su vivienda.
 
Todas estas familias, después de llamar al teléfono 012, fueron derivadas hacia profesionales de las 30 oficinas habilitadas en las corporaciones locales, que les prestaron atención y asesoramiento, y realizaron un análisis pormenorizado de la situación de la unidad familiar desde la óptica económica y social. Como complemento, el 22,7 % de esas familias (611 casos) contó con un Plan de Economía Familiar para ayudarles a sanear sus cuentas.
 
La clave, como ha remarcado Milagros Marcos, está en la prevención y en acudir al servicio antes de que se produzca el primer impago de la hipoteca y comience la judicialización del proceso. Esta actuación en momentos iniciales está permitiendo ampliar las posibilidades de resolver el problema.
De hecho, para ayudar a los 2.692 hogares con los que se ha trabajado y se está trabajando, además de ofrecerles asesoramiento y orientación personalizados para la recomposición de la economía familiar e interlocución cuando se estima preciso, se han desplegado atenciones e implementado en 1.387 casos con otros servicios para 715 familias.
 
Así, a raíz de la intervención, a 310 usuarios se les ha gestionado la Renta Garantizada de Ciudadanía. 401 casos precisaron ayuda de los profesionales de los Centros de Acción, Social (CEAS), 175 casos recibieron apoyo en la correspondiente Oficina de Empleo y 268 necesitaron orientación hacia el servicio de justicia gratuita. Además, 148 casos han completado la atención a través de programas que la Junta de Castilla y León mantiene con entidades del tercer sector (Cáritas, Cruz Roja, otras…), 44 casos han precisado ayuda de los centros de salud (Atención primaria) y 41 casos se han orientado, además, a los servicios de vivienda (Fomento y servicios municipales).
 
De los casos concluidos a 31 de agosto de 2014, el 90,4 % (1.455) se ha resuelto con éxito. En 811 casos no fue ni siquiera necesario llegar a la interlocución con las entidades financieras, gracias al trabajo realizado por los profesionales de las corporaciones locales que trabajan en este servicio. En 644 casos los trabajadores de la oficina central del servicio realizaron interlocuciones con las entidades con las que el deudor tenía suscrita la hipoteca y acabaron en éxito.
 
La principal solución encontrada ha sido la reestructuración de la deuda. En 368 casos (el 57,1 %) esta fue la solución, ya sea mediante aumentos del plazo del préstamo, reunificación de las deudas, disminución del tipo de interés, quitas, carencias… En 84 casos (13 %) se consiguió la dación en pago con la quita de la deuda. Destaca que en el 11,8 % de los casos (76) se cerró la interlocución antes de haberse concluido porque la situación de la familia mejoró sustancialmente y pudo hacer frente a los pagos de la hipoteca por haber encontrado un empleo, principalmente. Y, por último, en el 18 % de los casos (116) se alcanzaron acuerdos de no lanzamiento, aunque la vivienda ya hubiera pasado de la familia al banco.
 
Tan solo en el 9,6 % de los casos (155) las interlocuciones se cerraron sin acuerdo entre el usuario y las entidades financieras, si bien a todos ellos se les buscó una alternativa en los diferentes recursos de la Red -tales como la Renta Garantizada de Ciudadanía, ayudas de emergencia, programas de intervención familiar- y se les dirigió hacia los servicios de empleo para mejorar sus posibilidades de acceder a un trabajo.
 
Datos de desahucios de Palencia
 
En el caso concreto de Palencia, 125 familias palentinas (aproximadamente 300 personas) fueron atendidas por el Servicio Integral de Atención a personas en riesgo de desahucio desde su puesta en marcha, en octubre de 2012, hasta el 31 de agosto de este año. De todas ellas, 85 recibieron apoyo profesional y acompañamiento por los profesionales del Ayuntamiento de Palencia.
 
De los casos concluidos a esa fecha en la capital y en la provincia, más del 92,7 % (76 casos) se ha resuelto con éxito, 39 casos se resolvieron sin necesidad de interlocución con las entidades financieras y 37 concluyeron con éxito tras la interlocución entre los profesionales de la oficina central del Servicio de Atención Integral a las familias y las entidades financieras. En el 7,3 % de los casos (seis) las interlocuciones se cerraron sin acuerdo entre el usuario y las entidades financieras. A todos ellos, sin embargo, también se les buscó una alternativa en los diferentes recursos de la Red de Protección a las familias.
Comentarios
Lo más