“Echamos en falta más servicios, como un cajero o alguna farmacia”

“Echamos en falta más servicios, como un cajero o alguna farmacia”

SALAMANCA24HORAS continúa este domingo su serie dominical en la que muestra las principales necesidades de los barrios de la ciudad contadas por sus propios vecinos. Este domingo, el protagonismo recae sobre el propietario de uno de los negocios de la zona asentado allí desde hace casi 25 años: el ‘Kioscolega’. Un pequeño local, en la avenida Reyes de España, que con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los comercios referentes para los vecinos y asiduos transeúntes del lugar.

Junto al Río Tormes y a los pies de las majestuosas catedrales y Casa Lis, pero a cinco minutos de la Plaza Mayor, el centro de la ciudad de Salamanca y su conjunto monumental, se ubica el barrio conocido como de Tenerías. Un barrio testigo de uno de los primeros enclaves comerciales (sobre todo agroganadero) sito como vado a las orillas del Tormes por la cercanía del Puente Romano y de paso hacia la Vía de la Plata. Hoy, convertido en uno de los espacios idóneos en la ciudad para buscar la tranquilidad y quedar embelesado por la belleza de la capital del Tormes con una recién restaurada y ex oculta muralla como testigo.

“Llevamos aquí desde el año 1991 y en enero cumpliremos 25 años. Recuerdo que este era un barrio muy oscuro, marginado de centro de la ciudad. Ha cambiado mucho con el paso del tiempo y poco a poco se han ido construyendo nuevos edificios y se ha ido arreglando todo. Ya no hay casas en ruinas, como había antes, ni coches viejos en los que incluso vivían algunas familias de gitanos hace años. Adecentaron la ribera del Tormes, crearon un carril bici, construyeron un parking, ya no hay tierras, levantaron el Museo de la Historia de la Automoción… Se ha convertido en un barrio residencial, tranquilo, bonito y perfecto para pasear”, asegura Manuel Hernández.

No obstante, Hernández señala a este diario las principales reclamaciones de las que también se han hecho eco los vecinos de la zona. Así las cosas, considera que están desabastecidos de algunos servicios pese a estar cerca del centro de la ciudad. “Echamos en falta un cajero donde podamos ir a sacar dinero, ya que nos toca ir hasta la zona centro de la ciudad, o una farmacia por ejemplo. Antes había una pero acabó trasladándose a otra parte de la ciudad”. “Antes había más negocios en el barrio. Estaba una sede de la Seguridad Social, personal de ambulancias… A nosotros lo que siempre nos ha mantenido vivos ha sido el colegio que tenemos enfrente aunque sea poco a poco”, subraya.

Comentarios
Lo más