Más de 400 alumnos han asistido este año a los cursos de idiomas de La Alberca

Más de 400 alumnos han asistido este año a los cursos de idiomas de La Alberca

Un total de 420 personas han viajado a  lo  largo  de  este año hasta la localidad salmantina de La Alberca para  mejorar  y ampliar sus  conocimientos  de  idiomas en los programas de inmersión lingüística 'Pueblo Inglés' organizados por Diverbo. En estos programas de inmersión lingüística los asistentes conviven durante ocho días con nativos de habla inglesa en este entorno rural.

Los alumnos participantes que aprenden inglés en La Alberca se desplazan desde todos los rincones de España. La edad media de los alumnos está en 42 años, y las necesidades para aprender idiomas existen en todos los sectores.

Por otro lado, los alumnos participantes de 'Pueblo Español' vienen de todas partes del mundo, pues el español está en auge y las necesidades de aprender el idioma cada vez más demandadas. Durante este año, la mayoría de los participantes han sido estadounidenses, aunque también ha habido una variada representación europea: franceses, alemanes, ingleses, holandeses, belgas y suecos. 

Embajadores de la provincia 

Para Juan Carlos Medina, socio fundador de Pueblo Inglés “la estancia de estudiantes extranjeros les acaba convirtiendo en extraordinarios embajadores de la provincia de Salamanca, ya que conviven y charlan con  los vecinos de La Alberca, acaban situando en  el  mapa a la región donde han estado durante una semana”.

Además, y según Medina, “todos los programas de inmersión lingüística que realizamos suponen una importante inyección para el desarrollo económico de las localidades donde se realizan”.

Pueblo Inglés 

Quince horas diarias de conversación facilitan la inmersión total de los alumnos en el idioma elegido. Esta vivencia podría ser el equivalente a dos meses de clases intensivas de estancia en el extranjero, o a dos años de clases tradicionales.

La actividad principal de estos programas son las sesiones individuales de conversación  que se realizan con cada uno de los estudiantes, cambiando cada hora de persona. A lo largo del día, se van alternando estos “tú a tú” con actividades de grupo y momentos sociales, como los del desayuno, comida y cena, con el fin de acostumbrarse a oír y hablar en inglés o español. La variedad de participantes y “tutores” de diferentes profesiones, actividades, empresas, costumbres y personalidades va a motivar a los alumnos a buscar la comunicación de una forma natural, desinhibiéndose de sus propios complejos y vergüenzas con el idioma.

Otras acciones formativas como las dinámicas de grupo, sesiones telefónicas de práctica profesional, tele conferencias, presentaciones y excursiones completan la inmersión lingüística de ocho días que se desarrollan en una selección de localizaciones idílicas en busca de un ambiente de tranquilidad y aprendizaje con unos resultados comprobados.

Comentarios