Ciudadanos y Ganemos reclaman un plan provincial de apoyo a la ganadería y la conservación de la fauna silvestre

Ciudadanos y Ganemos reclaman un plan provincial de apoyo a la ganadería y la conservación de la fauna silvestre

Ganemos Salamanca y Ciudadanos presentarán en el próximo Pleno de la Diputación de Salamanca una moción conjunta para que la institución provincial ofrezca una solución a los ganaderos de la provincia afectados por los numerosos daños que vienen sufriendo en los últimos años por parte del incremento de la presencia de especies como lobos, venados, corzos, perros asilvestrados o el cambio en el comportamiento del buitre leonado como consecuencia de la prohibición de los muladares tradicionales.

Estos daños actualmente son compensados “de manera muy parcial” por la Junta de Castilla y León, lamentan, mediante subvenciones a empresas de seguros con las que el ganadero debe contratar previamente, para ver asegurado el cobro de las “insuficientes” indemnizaciones, recibiendo una compensación por lucro cesante, sólo en el caso de daños por lobo, acreditados por los servicios técnicos de Medio Ambiente.
    
Por ello, ambos grupos políticos entienden que la Diputación ha de tomar cartas en el asunto y presionar a la Junta de Castilla y León para que asuma definitivamente la responsabilidad civil derivada de los daños ocasionados por toda la fauna silvestre (lobos, perros asilvestrados, buitres, venados, corzos, etc.,) a la ganadería extensiva de la comunidad, compensando económicamente a los profesionales con el equivalente al daño material producido y el lucro cesante ocasionado, mediante la suscripción del correspondiente seguro a su cargo.

De igual modo, la Diputación “debe instar al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Salamanca para que ejecute en su integridad el control poblacional de lobos, conforme al plan de gestión de esta especie y en consonancia con el aumento de ataques en los últimos meses en nuestra provincia”.

Y finalmente, consideran, de forma transitoria mientras se resuelva la asunción de responsabilidad civil por la Junta de Castilla y León, “la Diputación debe aprobar un Plan de apoyo a la ganadería extensiva y la conservación de la fauna silvestre en nuestra provincia que complemente las actuaciones existentes en la materia por parte de los municipios y la Comunidad Autónoma”.

A juicio de ambas formaciones ese plan ha de contener una delimitación de los agrosistemas provinciales, con el fin de declarar la existencia de zonas de especial protección ganadera que requieren de actuaciones específicas para la conservación y compatibilización de la ganadería y la fauna silvestre; la inclusión de criterios de priorización para favorecer a los municipios y las personas físicas y jurídicas con mayores compromisos sociales y ambientales, así como a los ‘agricultores profesionales’ y, en tercer lugar, ha de contar, entienden , con una dotación presupuestaria específica de 75.000 euros anuales, destinada a incentivar el uso de perros pastores y la instalación de vallados protectores y a subvencionar la contratación de seguros específicos para daños producidos por la fauna silvestre, como lobos, buitres, venados, corzos, perros asilvestrados y otras especies. De igual modo, creen que esa partida también debería destinarse a subvenciones que permitan a los ayuntamientos construir muladares y a ayudas públicas directas e indemnizaciones complementarias a los ganaderos, con el fin de compensar por el daño material y el lucro cesante derivado de los daños.

El plan, explican, tiene en cuenta las demandas de los distintos sectores implicados y, a su juicio, resolvería “de manera contundente” la problemática actual, ante el aumento de ataques por lobos y el escaso resarcimiento de los daños ocasionados, “además de hacer justicia con los profesionales del campo de nuestra provincia, quienes contra viento y marea contribuyen de forma destacada a la economía y dinamización de las zonas rurales, fijando población en los municipios más pequeños y manteniendo los ecosistemas agrarios mediante prácticas agrarias y ganaderas extensivas que también se encuentran en peligro de desaparición, debido al cambio en los modos de vida y las políticas agrarias y ambientales”.

Comentarios
Lo más