Portugal obtiene financiación europea para el tren de alta velocidad entre Aveiro y Salamanca

Portugal obtiene financiación europea para el tren de alta velocidad entre Aveiro y Salamanca

El Gobierno portugués va a centrar sus esfuerzos durante esta legislatura en mejorar la conexión ferroviaria entre su país y Salamanca dentro de los planes del Corredor Atlántico. Para ello, el Ejecutivo portugués ha dado prioridad sobre otros proyectos —como la línea a Galicia— a las diferentes actuaciones que permitirán reducir el tiempo de trayecto a Lisboa para los pasajeros, además de potenciar el transporte ferroviario de mercancías con Aveiro, una conexión esencial para el desarrollo del Puerto Seco y el centro logístico de Salamanca. El objetivo que se ha marcado Portugal es tener terminada todas las infraestructuras en 2021.

La prueba de la importancia que da el país vecino a su conexión ferroviaria con Salamanca es que el Corredor Internacional Norte, como denomina al trayecto entre Aveiro y la frontera, está dotado con un presupuesto de 691 millones de euros, el más abultado de todos los proyectos que piensa llevar a cabo en los próximos cuatro años, por encima incluso de la línea Lisboa-Badajoz. Además, ha retirado la categoría de internacional a la línea entre Oporto y Vigo, con la idea de destinar más fondos de la Unión Europea a la conexión con Salamanca. Preveía obtener un máximo de 473 millones, pero finalmente han sido 420, de los que 375 millones son para la línea de Aveiro.

Además, el Ejecutivo portugués afirma que en septiembre sacará a concurso el tramo entre Covilha-Guarda, así como el proyecto para promover la interoperabilidad ferroviaria con las redes españolas y europeas. El último tramo que licitará y adjudicará será el que une las localidades de Aveiro y Mangualde. En cuanto a los tiempos en los que el Gobierno luso espera tener terminado todo, la interoperabilidad estará finalizada en el segundo trimestre de 2018. El tramo entre Covilha y Guarda acabará en el tercer trimestre de ese año. Para el inicio de 2019 queda el tramo entre Guarda y Vilar Formoso, mientras que los de Pampilosa-Mangualde y Mangualde-Guarda terminarán en el primer trimestre de 2020. Las obras entre Aveiro y Mangualde acabarán a finales de 2021.

La intención de Portugal beneficia a Salamanca. Por un lado, se reducirá el tiempo del trayecto con Lisboa con la electrificación del trayecto entre Covilha y Guarda, aunque lo más importante es su efecto en el transporte de mercancias. La modernización de la línea permitirá aumentar la capacidad logística de la conexión entre los puertos del norte del país vecino, principalmente Aveiro y Leixoes, con España a través de la provincia salmantina. Estos dos puertos son muy importantes para el futuro del Puerto Seco y el centro logístico de Salamanca, que han mantenido en los últimos años acuerdos con ambos.

Comentarios
Lo más