"La clase de religión recupera en parte el lugar que le corresponde"

"La clase de religión recupera en parte el lugar que le corresponde"
El obispo de Segorbe-Castellón y presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, Casimiro López Llorente, ha inaugurado en la tarde de este jueves el curso de formación para profesores de religión y moral católica, que tendrá lugar hasta el 6 de julio en el Aula de Grados de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA).

El curso, que se integra en la oferta de la Universidad de Verano, profundiza en la didáctica de la religión al servicio de la transmisión de la fe y está organizado en colaboración con la Conferencia Episcopal. "Es importante avanzar en el contenido de la didáctica de la religión, y no a la inversa", explicó Casimiro López, centrando su conferencia en una orientación pastoral para coordinar familia, parroquia y escuela en la difusión de la fe.

Pero no pudo faltar la actualidad, en la que la nueva Ley de Educación ha generado también debate acerca del papel de la asignatura de religión. "La clase de religión recupera en parte el lugar que le corresponde por los acuerdos recogidos en la Constitución Eapañola", afirmó el obispo de Segobe-Castellón. Y especificó en parte porque "hay todavía una laguna en Bachillerato, vamos a ver, porque aún queda tramitación parlamentaria de la ley". Y es que, añadió, "desde preescolar, ahora educación infantil, la religión ha de estar presente como una asignatura equiparable a las fundamentales. Por tanto, la evaluación es lógica, si es equiparable, es avaluable, otra cosa es si computa para becas o no".

Comentarios