La Alianza exige a Silvia Clemente "que rectifique y abra un verdadero proceso de negociación" sobre el PDR

La Alianza exige a Silvia Clemente "que rectifique y abra un verdadero proceso de negociación" sobre el PDR

Con la publicación de las bases reguladoras de varias medidas incluidas en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla y León 2014/2020 “se certifica definitivamente que la nueva PAC en absoluto es un avance hacia la profesionalización del sector -como engañosamente publicitan las Administraciones-, sino que es un enorme retroceso en este objetivo, ya que a través de un perverso sistema de priorizaciones se permitirá el acceso a prácticamente cualquier solicitante a unas ayudas que antes sólo podían percibir los profesionales a título principal”.

Así se manifiestan desde la Alianza UPA-COAG, que señala a la Consejería de Agricultura como “única responsable de traicionar el espíritu y la letra de los acuerdos de Comunidad rubricados por ella misma junto a las organizaciones y cooperativas agrarias”. El colectivo entiende que de esta manera se convierte en papel mojado “todas las expectativas que se habían generado de priorizar un modelo social y profesional agrario, al menos en aquellas medidas que dependían directamente de la comunidad autónoma”. 

Así las cosas, la Alianza exige a la consejera Silvia Clemente que rectifique y que, “con carácter de urgencia”, inicie un “verdadero” proceso de negociación con el sector para reconducir las medidas del PDR. “No es admisible que éstas se hayan publicado sin haber informado previamente al Consejo Regional Agrario y obviando las múltiples alegaciones que hemos presentado contra las mismas”, denuncian. De no ser así, advierten, no se descarta la convocatoria de movilizaciones. 

Las medidas del Programa de Desarrollo Rural, explica la Alianza, “son vitales para los profesionales agrarios, ya que vienen a complementar -muy parcialmente- las carencias del primer pilar de la PAC y deben ser utilizadas para aminorar los desequilibrios que ésta provoca”. Las medidas tal cual se han publicado “son nefastas para el relevo generacional y el rejuvenecimiento del sector, algo que es imprescindible ya que los perceptores de la PAC menores de 35 años sólo suponen el 4 %, mientras que más del 33 % de los beneficiarios supera los 65 años”, detallan.

Comentarios
Lo más