“El Ayuntamiento reconoce con estas medallas dos respuestas eficaces ante la crisis”

“El Ayuntamiento reconoce con estas medallas dos respuestas eficaces ante la crisis”
“Los Premios distinguen a quienes los merecen, pero también son especialmente valiosos porque recuerdan las buenas obras y las difunden para que sean conocidas por todos”, comenzó su discurso el alcalde de Salamanca con motivo de la entrega de las Medallas de Oro de la ciudad al empresario Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, y a Cruz Roja. “Estamos orgullosos de premiar a una organización social que es un ejemplo de solidaridad y a un salmantino universal que defiende Salamanca y España allí a dónde va”, añadió. Así, afirmó el alcalde,“el Ayuntamiento reconoce con estas Medallas de Oro dos respuestas eficaces ante la crisis”.
 
De Cruz Roja, Mañueco recordó que ya se ocupaba de los más vulnerables cuando aún faltaban veinte años para la construcción de ferrocarril entre Salamanca y Peñaranda. “Si tantos años después, su obra continúa viva y con más fuerza que nunca es porque Cruz Roja ha evolucionado con la sociedad y ha sabido modernizarse potenciando la profesionalidad de sus voluntarios. Cruz Roja ha hecho de su compromiso el compromiso de todos”.
 
Apostilló el primer edil charro que el centro de Cruz Roja se asienta sobre terrenos cedidos por la  ciudad, “solidaridad que crece sobre la tierra de todos”. Al igual que ocurre con Caritas, con Banco de Alimentos, con ASPACE o con la Casa de las Asociaciones de Ayuda Mutua, “porque si damos lo que recibimos, es justo que Cruz Roja reciba al menos una pequeña parte de lo mucho que ha dado por la sociedad. Porque obra tras obra se ha ganado nuestro reconocimiento, nuestra admiración y nuestro respeto. Porque cuando suenan las alarmas, Cruz Roja es la primera en llegar. Porque es la primera en actuar en situaciones de desastre. Porque lleva 140 años en Salamanca representando lo mejor de la sociedad”.
 
Por su parte, de Ignacio Galán destacó el alcalde que es “un salmantino sin fronteras que da energía a Salamanca, a España y al mundo en momentos de dificultades, un empresario que crea empleo porque está comprometido con las personas. Que ha hecho compatible pensar en grande y defender los intereses de una compañía líder internacionalmente con su amor y preocupación constante por Salamanca”.
 
Así, Mañueco recordó que, a pesar de sus múltiples responsabilidades, “este visionario no deja de mirar a Salamanca y siempre piensa en cómo traer proyectos importantes e ideas emprendedoras a su tierra natal. Porque piensa en lo esencial, que son las personas, porque viene a aportar y no a poner trabas, porque se centra en lo importante y no se pierde en polémicas estériles”. Proyectos con una  relación muy estrecha con la Universidad “en su gran obsesión por conectar empresa y conocimiento para rentabilizar la gran fábrica de conocimiento que es Salamanca. Un binomio siempre decisivo, pero aún más en un lugar con un ingente capital humano. El valedor de Salamanca y la energía que nos mueve”.
 
Por eso, resumió el primer edil charro, se premian “dos respuestas eficaces y comprometidas contra la crisis. Un emprendedor y una organización humanitaria que nos ayudan para construir un futuro mejor y ratifican diariamente con sus hechos que lo que nos une siempre es más fuerte que lo que nos separa”. De ahí que hiciera un llamamiento a recordar que “las personas son las que siguen impulsando nuestra labor diaria”.
Comentarios
Lo más