Las bajas a dar son el escollo que marcará si llegan dos o más refuerzos a la UDS

Las bajas a dar son el escollo que marcará si llegan dos o más refuerzos a la UDS
El buen rendimiento que viene dando la plantilla de la Unión Deportiva Salamanca frena la mini revolución que se podía plantear en el próximo mercado de fichajes. Gorka Etxeberría ya maneja seriamente con Jorge Mendes las posibilidades para reforzar su plantilla, que principalmente tendrá dos posiciones a apuntalar, por un lado el carril zurdo y por otro la punta de ataque.

Secundarias son otras posiciones como el centro del campo o incluso la zaga, que si están planteada pero que tienen menos papeletas para reforzarse si no surge una posibilidad de las buenas. El principal problema de estos refuerzos que van a llegar en Navidad al club blanquinegra son las bajas que el club deberá dar para tener licencias libres y poder tramitar las de las nuevas incorporaciones.

Quizás por ello, aunque los Hidalgo, viendo la opción de poder estar arriba y quién sabe qué en el playoff, ven factible hacer el esfuerzo oportuno y poder fichar alrededor de las cinco incorporaciones, Gorka Etxeberría es partidario de llevar con cautela todos los movimientos y no modificar a lo grande su plantel.

En este sentido, hay dos variables que tendrán mucho peso a la hora de decidir las rescisiones de los contratos, por un lado lo que vienen participando en los diferentes encuentros ligueros y por el otro lo económico, lo más importante, cuánto costaría la rescisión. A partir de ahí y viendo el equilibrio que tendría la plantilla, se tomarían las decisiones.

Por ello, los José Rodríguez, Alexis de Paz, Pablo Gómez, Manasé o Pons son los nombres que están en el disparadero para la posible negociación. Una vez entrado diciembre, el club comenzará a dar pasos firmes, ahora se va haciendo un boceto de lo que podría cambiar en la Unión con la llegada del 2013.

Comentarios
Lo más