ILEON

Investigan al alcalde de Vega de Infanzones por ayudar a un convicto a no cumplir su condena

Investigan al alcalde de Vega de Infanzones por ayudar a un convicto a no cumplir su condena

La Guardia Civil le atribuye un presunto delito de falsificación de documento oficial por no informar del quebrantamiento de condena de un reo que tenía que cumplir trabajos en beneficio a la comunidad. El regidor lo niega y asegura que únicamente flexibilizó los horarios del cumplimiento de la pena para que el reo pudiera también trabajar

El alcalde 'popular' de Vega de Infanzones, Carmelo Aller Alonso, está siendo investigado por un delito de falsificación de documento oficial que fue denunciado el pasado mes de marzo por presuntamente haber ayudado a un convicto a no cumplir su condena, que consistía en realizar trabajos la comunidad dirigidos por el propio Consistorio.

El procedimiento, que se está llevando a cabo en el Juzgado de Instrucción número 2 de León, se encuentra en fase inicial, pendiente de la toma de declaración del propio regidor investigado.

Según las propias diligencias a las que ha tenido acceso este periódico, un vecino de Vega de Infanzones tenía que cumplir una pena de 359 jornadas de trabajos en beneficio de la comunidad desde el 23 de junio de 2016 hasta el 30 de diciembre de 2017. Unos trabajos que deberían ser dirigidos por el propio Ayuntamiento y supervisados por el propio regidor o por algún concejal en el que éste delegara este cometido.

Este vecino, según constató la propia Guardia Civil, se ausentaba e incumplía los trabajos a la comunidad que debería estar realizando, razón por la que está siendo investigado en esta misma causa por un delito de quebrantamiento de condena. En su declaración ante los agentes, el reo reconoció que no era lo habitual que el alcalde supervisara sus trabajos, pero que lo hacía en algunas ocasiones.

Así, fue observado en el transcurso de la investigación ausentándose de sus labores y también desempeñando actividades no compatibles ni en fecha ni horario con los que debía cumplir en beneficio de la comunidad.

Pese a estas irregularidades en el cumplimiento de los trabajos a la comunidad, el registro de control del propio Ayuntamiento de Vega de Infanzones sobre la asistencia y realización de estas labores por parte del propio penado no recogió ninguna anomalía. El Ayuntamiento informó "siempre favorablemente" sobre el reo al Servicio de Gestión de Penas y Medidas Alternativas del C.S.I de León y certificó que éste asistió todos los días a realizar estos trabajos.

Además, en el propio libro de registro, según certifica la Guardia Civil, faltaban fechas por firmar y no se encontraba al día, tal y como reconoció el propio procesado en su declaración ante los agentes, en la que también dijo que las firmas para justificar su asistencia se llevaban a cabo en días distintos a la realización de la actividad.

Los investigadores también disponen de un documento dirigido al Servicio de Gestión de Penas y Medidas Alternativas del C.I.S. de León que ratifica estos hechos ya que recoge que "según información del Sr. Alcalde de Vega de Infanzones, el penado está cumpliendo condena de TBC actualmente en horario de 18 a 22 horas".

El alcalde de Vega de los Infanzones no quiso dar su versión de los hechos en referencia a esta cuestión y se acogió a su derecho a no declarar ante la Guardia Civil. Quien sí prestó declaración ante las autoridades fue una auxiliar administrativa del Ayuntamiento que manifestó solo conocer de vista al reo y saber que éste debía de realizar trabajos en servicio de la comunidad. También afirmó que ella no tenía acceso al libro de registro donde se firmaban las horas de trabajo de realizadas ya que el control de esta persona lo llevaba únicamente el alcalde.

El alcalde asegura que no falsificó ningún documento

A preguntas de este periódico, el alcalde de Vega de Infanzones, Carmelo Aller Alonso, negó haber falsificado ningún tipo de documentación oficial y precisó que lo único que hizo fue flexibilizar los horarios en los que el reo tenía que cumplir con los trabajos a la comunidad para que éste pudiera compatibilizarlo con su trabajo. Así, añadió que lo hizo, además, previa petición de permiso a Instituciones Penitenciarias.

Por otro lado, sobre si el condenado cumplía o no con los trabajos a la comunidad, el regidor añadió que él pensaba que sí lo hacía porque veía las calles del municipio limpias -el reo se encargaba de la limpieza viaria- y porque no recibió ninguna queja por parte de los vecinos. No obstante, afirmó que él trabajaba a turnos y que tampoco podía vigilar en todo momento que éste vecino cumpliera con los trabajos a la comunidad.

La 'maldición' judicial de los alcaldes del PP

Carmelo Aller ya ocupó temporalmente la Alcaldía de Vega de Infanzones en el año 2014 cuando tuvo que relevar, temporalmente, al polémico regidor también del PP, Máximo Campano, tras una condena por prevaricación urbanística por parte de la Audiencia Provincial, que incluía 15 meses de prisión y una inhabilitación de 8,5 años para ocupar cargos públicos.

Se trataba de sustituir de manera definitiva a Campano, uno de los alcaldes más controvertidos de la provincia, con un dilatado currículum judicial que entre otros hitos incluye otra condena ya en mayo de 2006, con abandono temporal de su cargo por inhabilitación, a raíz de una pelea que protagonizó contra un concejal de la oposición socialista y su cuñado. Campano fue también conocido a nivel nacional por proponer de manera personal, sin consenso ni entre su propio grupo, a Vega de Infanzones como un municipio en el que albergar un cementerio nuclear.

Aller vino definitivamente en 2015 a relevar a Campano al frente de la candidatura del PP en Vega de Infanzones, ya que en mayo su partido le eligió para encabezar oficialmente la lista electoral en las elecciones municipales de ese año, en la que resultó vencedor.

Comentarios
Lo más