La Junta garantiza la continuidad de los programas que desarrollan 156 entidades del Tercer Sector en la Comunidad

La Junta garantiza la continuidad de los programas que desarrollan 156 entidades del Tercer Sector en la Comunidad

El Consejo de Gobierno ha aprobado la concesión de subvenciones a 156 entidades del Tercer Sector de Castilla y León, a las que se les subvenciona la realización de 216 programas de interés general, por un importe superior a los 20,1 millones de euros provenientes de la asignación tributaria del IRPF. La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades garantiza así el compromiso alcanzado con el Tercer Sector, de mantener en 2018 la misma financiación del IRPF que fue concedida el año anterior por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para financiar en 2018 estos programas, y que permita a estas entidades seguir desarrollando los programas que ya venían realizando centrados en la atención a las personas más vulnerables

La sentencia del Tribunal Constitucional 9/2017, de 19 de enero, declaró inconstitucional el modelo de gestión y concesión de ayudas públicas derivado del programa de la asignación tributaria del IRPF. Para dar cumplimiento a esta sentencia, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en colaboración con las entidades del Tercer Sector social y previo acuerdo con las comunidades autónomas, ha diseñado un nuevo sistema basado en la existencia de dos tramos: uno estatal con el 20 % del IRPF y otro autonómico con el 80 % del IRPF, ajustado al orden de distribución de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas.

El Consejo de Ministros, en su reunión de 23 de junio de 2017, adoptó un Acuerdo por el que se autorizan los criterios de distribución, y la distribución resultante, previamente aprobados por el Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, destinados a subvencionar, por parte de las comunidades autónomas y ciudades con Estatuto de Autonomía, programas de interés general con cargo a la asignación del 0,7 por 100 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, para el año 2017. El importe destinado a Castilla y León asciende a 20.107.035,31 euros.

Previamente la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, había firmado el 8 de mayo de 2017 con las Entidades del Tercer Sector de Castilla y León un acuerdo sobre el modelo de subvenciones destinadas a la realización de actividades de interés social con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, para continuar una labor que desde hace más de 20 años atiende anualmente a un número muy importante de personas en toda la Comunidad.

Como consecuencia de este nuevo marco regulador, y por primera vez, será la propia Comunidad Autónoma quien va a gestionar esos fondos del IRPF, que para 2018 alcanza los 20.107.053,31 euros, que irán destinados en su totalidad a mantener los 216 programas de interés general que llevan a cabo 156 entidades del Tercer Sector de Castilla y León.

Con la aprobación de esta concesión de subvenciones la Junta de Castilla y león cumple con su compromiso adquirido de garantizar que los fondos que recibiera la Junta de la asignación del IRPF irían destinados a garantizar la continuidad de las mismas actividades que en este momento desarrollan las entidades del Tercer Sector de la Comunidad.

Entre los 216 programas financiados se pueden destacar los destinados a formación e inserción social y laboral de jóvenes, voluntariado joven, inserción sociolaboral de mujeres en riesgo de exclusión social, emprendimiento femenino, programas de atención integral a víctimas de violencia de género, centros de acogida a mujeres y menores víctimas de violencia de género, comunidades terapéuticas para drogodependientes, mantenimiento de centros ambulatorios de atención al drogodependiente, apoyo bio-psico-social a personas con VIH/SIDA, puntos de encuentro familiar, programas de promoción de la calidad de vida infantil en situaciones de riesgo de exclusión, promoción del envejecimiento saludable, promoción y adecuación de centros residenciales de personas mayores y de centros para personas con discapacidad, promoción de la autonomía personal e integración social de personas con discapacidad, programas de atención sociosanitaria a personas sin hogar, acogida e integración de inmigrantes, inserción sociolaboral de personas de etnia gitana, atención a necesidades básicas y urgentes a personas en situación de pobreza y vulnerabilidad social y de promoción y formación de voluntariado.

Comentarios