ESTADO DEL TRANSPORTE EN SALAMANCA

El autobús, la gran apuesta de Salamanca en materia de transporte

El autobús, la gran apuesta de Salamanca en materia de transporte

El proyecto de remodelación de la estación de autobuses salmantina cuenta con un presupuesto de casi cinco millones de euros. El próximo año recibirá una inversión de tres millones d eeuros para llevarlo a cabo

El autobús es en Salamanca el transporte público mayoritario y el que más conexiones tiene con el resto del territorio nacional. Sólo la estación de autobuses de Salamanca cuenta con más de 2,5 millones de usuarios al año y 45 líneas, de las que 20 son internacionales, cinco nacionales y otras 20 autonómicas.

Se trata de una infraestructura que data del año 1975 que la Junta de Castilla y León, en colaboración con el Ayuntamiento ha decidido modernizar a través de una inversión de casi cinco millones de euros, de los que medio millón serán aportados por el Consistorio y el resto por la Administración regional.

A lo largo del 2018, este proyecto recibirá más de tres millones de euros. En concreto, los presupuestos autonómicos de la Junta para el próximo año prevén una inyección económica de 3,4 millones de euros. Cantidad que servirá para efectuar una transformación integral de la infraestructura de transporte, utilizando parámetros de modernidad y calidad.

La intervención cambiará completamente el aspecto y funcionalidad de la estación de autobuses de Salamanca, ajustándola a los nuevos estándares edificatorios con plena adaptación en materia de movilidad reducida, una redistribución de espacios y usos, así como una mejora general de la confortabilidad, habitabilidad, eficiencia energética y servicios y la adaptación total del edificio a personas con discapacidad; en definitiva, se trata de poner al servicio de la ciudadanía una infraestructura de transporte acorde a las actuales exigencias y necesidades de la sociedad salmantina.

Los cambios afectarán básicamente a la arquitectura, dársenas, e instalaciones interiores -climatización, saneamiento, energía eléctrica, suministros, etc.-, la gestión integral de la estación, control, seguridad y servicios de soporte tecnológico. Así, la estación lucirá un nuevo diseño institucional y corporativo, incorporará un nuevo lucernario y se sustituirán las cubiertas de las dársenas de fibrocemento. El proyecto plantea también modificaciones en los flujos de tráfico que afectarán a la configuración del parking de autobuses y de vehículos privados. Por último, se sustituirá la red de climatización, por equipos de biomasa, y se renovará el sistema de iluminación con la instalación de lámparas LED

Gracias a esta actuación, la entrada y salida de los autobuses se llevará a cabo por una sola calle, Peña de Francia, cerrando así la actual salida hacia la calle La Alberca, donde habrá una rotonda de acceso al estacionamiento de los autobuses.

La ejecución de las obras, así como la posterior gestión de los servicios energéticos de la estación de autobuses, serán asumidas por la empresa pública Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León, S.A. (Somacyl), adscrita a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. El plazo de ejecución es de 18 meses por lo que la reinauguración se espera en 2019.

Esta actuación se enmarca en un ambicioso programa de modernización de las estaciones de viajeros de titularidad autonómica que la Junta de Castilla y León ha iniciado en esta legislatura. En la provincia de Salamanca, una vez finalizados los trabajos en la terminal de viajeros de Peñaranda de Bracamonte, está previsto actuar también en las de Béjar y Ciudad Rodrigo.

Comentarios
Lo más