La recuperación de la crisis no pasa por las personas sin hogar, que piden más derechos

La recuperación de la crisis no pasa por las personas sin hogar, que piden más derechos

Este domingo 26 de noviembre es el Día de las Personas sin Hogar, por lo que se han organizado una serie de actos para reclamar mayor protección social para este colectivo.

A pesar de que la Unión Europea declaró en agosto que la crisis económica había concluido después de diez años, lo cierto es que la situación es muy diferente a pie de calle. Sin ir más lejos, el INE publicó el pasado mes de septiembre que la media diaria de aquellos que se alojaron en centros de atención a personas sin hogar creció un 20,5% en 2016, respecto a dos años antes.

Por su parte, los datos de Cáritas Diocesana señalan que aproximadamente 40.000 personas viven en situación de sin hogar en España, dato que llega a los 3,6 millones si hablamos de aquellos que residen en una vivienda insegura o a los cinco millones con una vivienda inadecuada.

Por eso, en Salamanca desarrollan un programa de atención integral a las personas sin hogar conocido por ‘Padre Damián’, por el que han pasado 335 personas con un total de 1.406 atenciones. Además, el centro de día Espacio Abierto, que pretende ser una alternativa sana a vivir en la calle, ha atendido a un total de 258 personas en lo que va de año. Han ofrecido 11.868 comidas, casi el doble que el año pasado, ya que el centro pasó a abrir también durante los fines de semana.

Según datos facilitados por Cruz Roja, en el Centro de Emergencias Social (CES) de Salamanca atendieron en 2016 a 423 personas proporcionándoles alimentación, higiene y descanso con el fin de mejorar la calidad de vida de estos transeúntes, sin domicilio o con algún tipo de dependencia.

Actos por el Día de las Personas sin Hogar

La organización ‘Padre Damián’, perteneciente a Cáritas Salamanca ha organizado este jueves un flashmob en la Plaza Mayor con el objetivo de reivindicar sus derechos como ciudadanos.

Con esta actividad, las personas implicadas han intentado visibilizar la situación en la que se encuentran aquellos que viven en la calle, denunciando la falta de derechos que tienen, lo que en muchas situaciones provoca un agravamiento de las condiciones en las que viven.

En el propio manifiesto que se ha leído tras el acto, aseguraban que son muchos los afectados, que viven en diferentes situaciones: "somos trabajadores, también sufrimos el paro y la precariedad laboral, pero también tenemos ganas de trabajar". "Somos profesores, algún médico y arquitecto, camareros, albañiles, limpiadores... Muchos tenemos formación y otros no, pero todos aportamos."

El director de Padre Damián, Toño Villalón, aseguraba que “las administraciones se podrían implicar más”. Hace un mes se ha abierto una mini residencia que actualmente acoge a nueve personas que ya se están beneficiando de sus servicios, pero “a cuantas más personas se llegue, mejor”.




Comentarios
Lo más