LEÓN

Las obras de la Plaza del Grano en León desentierran nuevos restos arqueológicos y los tapan en horas

Las obras de la Plaza del Grano en León desentierran nuevos restos arqueológicos y los tapan en horas

La cata arqueológica de la tercera fase ha aireado nuevos enterramientos de esqueletos, mucho más alejados de la iglesia, que se ocultan tras elevadas vallas de obra, mientras a apenas 30 centímetros de profundidad bajo el empedrado tradicional surgen los antiguos muros de la posible vieja traza de la plaza, que han sido tapados bajo una nueva capa de tierra en apenas dieciséis horas.

Por si faltaba algo que añadir a las más que polémicas obras de la tradicional, patrimonial y protegida Plaza del Grano de León, ahora ocultación de restos arqueológicos. Esto es lo que acaba de ocurrir en los primeros compases de la ejecución de la tercera y última fase de obras del Ayuntamiento de León, según ha podido documentar profusamente iLeon.com con imágenes, a pesar de las enormes prisas con las que se han decidido tapar y retirar de la vista pública unos nuevos y sorprendentes hallazgos para que no se entorpezcan unos trabajos fuertemente criticados desde su inicio.

Esta mañana del martes 28 de noviembre los operarios de las empresas adjudicatarias de la parte más delicada del proyecto, la que levantará y repondrá todo el empedrado de cantos rodados, ha comenzado a extender una nueva capa de tierra en la zona situada frente al la Vinatería El Grifo. Sobre esa capa vegetal se pretende acelerar la colocación de los nuevos cantos rodados.

Nada extraño si no fuera porque esa nueva y acelerada capa de tierra tapa por completo los restos de antiguos muros aparecidos en una profundidad escasísima, de apenas 30 centímetros, que ayer lunes quedaron a la vista con el simple paso de una pequeña excavadora.

Entre su hallazgo y este tapado de urgencia inaudita han transcurrido exactamente 17 horas y, por supuesto, ninguna información pública. Apenas ha dado tiempo para que esos muros que se pueden apreciar en las fotografías exclusivas de iLeon.com, y que yo ya no se pueden hacer, hayan sido documentados a toda prisa por la arqueóloga de la delegación territorial de la Junta en León, a su vez responsable territorial del área de Patrimonio. El problema es que no sólo no se ha decidido excavar más, para abundar en el análisis de la antigua traza de la Plaza del Grano, sino que además se ha admitido tapar estos restos sin que haya dado tiempo material para que la Junta elabore el informe correspondiente, que se antoja previo y obligatorio.

Pero no ha sido la única sorpresa que ha deparado el subsuelo del Grano. Han aparecido hasta tres nuevos esqueletos completos en la zona que sí es estrictamente de cata arqueológica, una cata que la Junta sí consideró obligatoria al mismo tiempo que ya otorgaba el pasado mes de junio el visto bueno al Ayuntamiento de León para la polémica Fase III -y por lo tanto sin saber qué se encontraría bajo tierra-.

Parece plausible que esqueletos se correspondan nuevamente con enterramientos, acaso medievales, vinculados al entorno de la Iglesia de Nuestra Señora del Mercado, como ya ocurriera pero mucho más cerca del templo justo hace un año, en noviembre de 2016, antes del inicio de las obras en la Plaza y de las masivas manifestaciones en contra de su destrucción.

También entonces las otras dos catas previas (frente al albergue municipal y La Piconera) fueron tapadas en cuestión de apenas unas horas sin informar públicamente de su resultado y sólo en aquella tercera en la que salieron a la luz los cuerpos se tardó más tiempo tras publicarlo en primicia iLeon.com.


Comentarios
Lo más