FÚTBOL

​La jugadora del Salamanca FF Eva Arrúe compatibiliza su faceta de futbolista con la de árbitra

​La jugadora del Salamanca FF Eva Arrúe compatibiliza su faceta de futbolista con la de árbitra

La joven jugadora se muestra muy contenta de la decisión de ayudar a los más pequeños en su formación a través de dirigir partidos


El pasado sábado, Eva Arrúe cogió su mochila para ir a un partido. Pero esta vez, no llevaba su camiseta roja y pantalón negro del Salamanca Fútbol Femenino; sino que en su mochila llevaba la equipación de árbitro y un silbato.

“Fue un día esperado. Estaba muy nerviosa y habían pasado dos años planteándome arbitrar hasta que me decidí. Una vez que hice el pitido inicial se me fueron todos los nervios y ambos equipos pusieron de su parte”, explica tras su primera experiencia como colegiada.

A pesar de su juventud, Eva tiene claro que es lo más necesario para dirigir a los más pequeños: “Lo importante es enseñarles a jugar y que tengan deportividad. Ellos son el futuro”.

Además de arbitrar, a Eva Arrúe lo que más le gusta es jugar. La futbolista del primer equipo del Salamanca Fútbol Femenino reconoce la diferencia entre arbitrar y jugar pero, sobre todo, su cambio de ‘chip’ a la hora de valorar el encuentro. “Es un cambio brutal. Muy diferente de estar tú jugando a coger un silbato y pitar un partido. Es muy difícil arbitrar lo que ves. Quizá se te cruza un jugador y no lo ves”, afirma.

Uno de los pilares más importantes en su formación como futbolista es su padre. Juan Sergio Arrúe, ex portero en varios equipos de la provincia, le dio un sencillo consejo: “Mi padre me dijo que lo hiciera lo mejor que pudiese y disfrutase”.

Comentarios
Lo más