AUTÓNOMOS

Los sindicatos achacan el descenso de autónomos a la falta de oportunidades de empleo de Salamanca

Los sindicatos achacan el descenso de autónomos a la falta de oportunidades de empleo de Salamanca

CCOO destaca la falta de financiación, de ayudas y la inestabilidad en el empleo como factores que motivan este descenso de autónomos en Salamanca. UGT explica que muchos autónomos no pueden asumir los costes y tienen que darse de baja

Los sindicatos han destacado las dificultades que encuentran los autónomos en la provincia de Salamanca a la hora de poner en marcha un negocio como las causas que han motivado el descenso en el número de autónomos durante el último mes.

Así, el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Emilio Pérez, ha explicado que “si no hay actividad económica porque no hay en la provincia de Salamanca empleo en ningún ámbito, difícilmente lo va a haber entre los autónomos”. Según ha detallado, el volumen de autónomos no ha crecido porque no hay ningún tipo de actividad que justifique que “hombres y mujeres tengan posibilidades de financiación para ponerse como autónomos”.

“Si no hay contratos que den capacidad para generar prestación por desempleo, no se puede capitalizar el desempleo, que es lo que habitualmente han hecho los autónomos, y si no hay líneas de financiación, públicas o privadas, para poder ayudar a los que deciden dar el paso de constituirse como autónomos, no se puede hacer porque el coste que tienen con respecto a la Seguridad Social sigue siendo muy elevado”, ha explicado Emilio Pérez.

Así, el secretario general de CCOO ha subrayado que la falta de financiación y de ayudas públicas y privadas, así como la inestabilidad en el empleo son algunos de los factores que dificultan el establecimiento como autónomo y ha señalado que “los sectores que fundamentalmente generan empleo en Salamanca no son potencialmente cercanos al trabajador autónomo”. “El modelo de autónomo en una provincia como Salamanca, donde la actividad que se lleva a cabo es fundamentalmente del sector servicios, tiene muy mal encaje”, ha recalcado.

Además, ha detallado que a alguien le resulta rentable convertirse en autónomo cuando los ingresos mínimos brutos alcanzan los 1.500 euros al mes y ha destacado que “a día de hoy” no hay ninguna actividad que garantice esos ingresos mínimos a alguien que decida establecerse como autónomo.

Por último, Emilio Pérez ha detallado que gran parte del empleo precario que se ha ido generando ha tenido que ver con empresas que necesitaban trabajadores y que, para no tener que asumir el coste de las cotizaciones a la Seguridad Social, han planteado que sus trabajadores, que deberían estar por cuenta ajena, se conviertan en autónomos dependientes.

Por su parte, José Luis Hernández, secretario General de la Unión General de Trabajadores (UGT) Salamanca, ha señalado que el problema de los autónomos se ha ido manteniendo durante toda la crisis y ha explicado que el sector estaba envejecido y que, ahora, “cuando la gente ha empezado a ver que no encuentra trabajo ha intentado establecerse como autónomo, con la tarifa pana de 50 euros a la Seguridad Social”.

Hernández ha considerado que el descenso de autónomos se debe a que cuando a los seis meses esa tarifa plana de 50 euros desaparece, los autónomos empiezan a “asfixiarse” y, al año, “muchos de ellos tienen que cerrar porque los gastos que tienen no son capaces de asumirlos”. “El mercado no evoluciona y cuesta empezar un negocio”, ha recalcado.

Comentarios