Si bien Salamanca ha sufrido un descenso poblacional importante en los últimos años, este no se cifra como tal si tenemos en cuenta el lugar de nacimiento de los habitantes. Y es que la provincia charra cuenta porcentualmente cada año con más personas nacidas fuera del territorio nacional.

Esto quiere decir que, cada año, Salamanca pierde más habitantes nacidos en España que fuera de ella, una tendencia que se viene produciendo desde hace, por lo menos, 15 años que se recogen estos datos.

Así, la provincia salmantina perdió en el último año, tomando como referencia el período que comprende los meses de julio de 2016 a 2017, 2.776 habitantes nacidos en el país mediterráneo, es decir, casi la totalidad de los 2.892 ciudadanos menos (el 96%). Por tanto, sólo 116 residentes salmantinos que dejaron de serlo nacieron fuera de España.

Crecen los iberoamericanos y los africanos; descienden los europeos y los asiáticos

Que se perdiesen poco más de 100 residentes no nacidos en España no significa que no creciese el número de habitantes nacidos fuera del territorio nacional. De hecho, aumentaron los ciudadanos nacidos en los países de Centro América y Caribe (147 habitantes más), Sudamérica (136 personas más), África (69 ciudadanos más), América del Norte (20 vecinos más) y Europa sin tener en cuenta los países de la Unión Europea (en 7 personas).

Y es que precisamente también descienden, al igual que los nacidos en España, los vecinos salmantinos nacidos en la Unión Europea sin contar España (399 personas menos) y Asia (34 ciudadanos menos). Curiosamente, los nacidos en Oceanía se mantienen en la misma cifra, con 31 habitantes.

Tendencia que se mantiene a lo largo de los años

Esta tendencia de crecimiento y decrecimiento se mantiene desde hace varios años. Y es que, desde julio de 2011 vienen descendiendo los nacidos en España, la Unión Europea, Asia (si bien sufrió un repunte hace dos años) y Oceanía, mientras que crecen los nacidos en Europa fuera de la UE y en Centro América y el Caribe.

Sorprende que se rompe la dinámica negativa de los nacidos en África y Sudamérica, ya que es el primer crecimiento y en 7 años para los primeros y en 8 para los segundos.

Comentarios