Detenido un hombre por delito de robo con fuerza en el interior de una oficina de la calle Rector Tovar

Detenido un hombre por delito de robo con fuerza en el interior de una oficina de la calle Rector Tovar

La detención se ha practicado tras la investigación iniciada por su ingreso en el hospital el pasado día 21 con un fémur fracturado y otras lesiones. El personal médico contactó con la Policía al encontrar escondida en el pecho del lesionado, al que le constaban 28 antecedentes, una bolsa de plástico con gran cantidad de dinero, que resultó proceder del robo de esta oficina. Además, según ha podido saber SALAMANCA24HORAS, el hombre trató de fugarse el hospital el pasado día 24, cuando le fue requisada una navaja de grandes dimensiones

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido a un varón de 35 años como presunto autor de un delito de robo con fuerza, perpetrado en el interior de una oficina de la calle Rector Tovar durante la noche del 20 al 21 del presente mes.

Sobre las 3 horas de la madrugada del pasado 21 de diciembre, el personal médico del complejo hospitalario requirió presencia policial al haber encontrado una bolsa con gran cantidad de dinero escondida en el pecho de un varón que había ingresado presentando la cara golpeada y otras magulladuras, además de un fémur fracturado. 

Los agentes constataron que en el interior de la bolsa había dos sobres, uno de una entidad bancaria conteniendo 270 euros y otro de la Tesorería de la Seguridad Social conteniendo 820 euros, así como gran cantidad de billetes de distinto valor, sueltos y desordenados, por un valor total de 9.320 euros.

Tras entrevistarse con el herido, que no dio explicaciones razonables sobre la procedencia del dinero y dados sus antecedentes, al constarle 28 antecedentes, mayoritariamente por infracciones contra el patrimonio, se procedió a intervenir el dinero, iniciándose una investigación para determinar su procedencia. Además el herido manifestó que las heridas se las había causado al descolgarse desde la vivienda de una amiga en el Paseo de Canalejas, lo que añadió incoherencia y falta de credibilidad a su relato.

La mañana del día 21 se presentó denuncia en la Comisaría en la que se daba cuenta del robo perpetrado en una oficina de la calle Rector Tovar, sita en una entreplanta, a la que se había accedido escalando y fracturando el cristal de una ventana. El denunciante mencionaba entre los efectos sustraídos dos sobres con las características de los que portaba el herido y una cantidad de dinero de unos 9.000 euros, mayoritariamente en billetes de 50, lo que hacía que también coincidiera con el que contenía la bolsa. Además aludió a un cable de ordenador que habían desconectado presuntamente con la intención de sustraerlo y que había quedado en la ventana de la oficina, cable que también se encontraba entre los efectos que portaba el herido al ingresar en el hospital.

La investigación del robo denunciado ha permitido considerar que el dinero intervenido procede del mismo y que el autor utilizó el escalo y posteriormente la fractura del cristal de la ventana para acceder a la oficina, saliendo por la misma vía, cayendo al suelo al pretender descolgarse, golpeándose y produciéndose la fractura y las contusiones, ya que se encontraron manchas de sangre en la acera, justo en la vertical de la ventana. El herido tomó un taxi en la Plaza de España para trasladarse a Urgencias.

El denunciante reconoció los sobres intervenidos, por lo que se le hizo entrega de los mismos y del dinero, en calidad de depósito, a disposición de la autoridad judicial.

La detención se ha practicado en el Hospital la tarde del día 24, al comunicar el personal médico, que había sido requerido para hacerlo, que el herido había pedido el alta voluntaria en contra de la opinión médica y pretendía abandonar el centro.

Tras la instrucción del atestado, el detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia. 

Intentó escapar el día de Nochebuena

La historia no acaba ahí, sino que según ha podido saber SALAMANCA24HORAS, el hombre trató de escapar del hospital el pasado día 24 de diciembre. El personal de seguridad le requisó una navaja de grandes dimensiones cuando el varón intentaba cortar las vías que tenía puestas para darse a la fuga.

Comentarios
Lo más