ÁVILARED.COM

Regresan los caballos a las luminarias por San Antón

Regresan los caballos a las luminarias por San Antón

La noche anterior a San Antón han regresado los caballos a saltar sobre una veintena de hogueras en San Bartolomé de Pinares: son Las Luminarias, un rito centenario de purificación de los animales.

Sin frío (6º) y sin viento, entre algunos montones de nieve, un centenar de caballos y sus jinetes han subido las empinadas y adoquinadas calles para pasar entre el fuego en lo que fue una costumbre para ahuyentar los malos espíritus y proteger a los animales de las epidemias.

Dos momentos de susto se han producido: uno cuando un jinete ha caído al suelo cerca de una hoguera sin mayores consecuencias, y otro minutos después, cuando una montura ha golpeado a seis espectadores, de los que uno de ellos ha resultado herido y ha tenido que recibir asistencia médica al sufrir una hemorragia en una pierna.

A pesar de caer entre semana, han sido varios cientos los asistentes a una fiesta en la que destacan las recortadas siluetas de los equinos sobre las llamas entre el humo, junto a las escobas y piornos recogidas en el monte los últimos días para ser pasto del fuego en unas horas.

A diferencia de otros años, en esta ocasión no ha habido que verter agua sobre las ramas al estar húmedas por la reciente nevada.

Las Luminarias han comenzado después de las 21 horas, cuando el sacerdote ha bendecido a los animales, de los que ha destacado que son “seres necesarios para el hombre”, de ahí que ante el diluvio Noé se los llevase consigo.

Al final, las brasas de las hogueras son aprovechadas para asar distintos productos y poner así, de madrugada, fin a la fiesta.

Comentarios
Lo más