UPA-COAG solicita en la CHD flexibilidad en sus sanciones para resolver el problema del riego

UPA-COAG solicita en la CHD flexibilidad en sus sanciones para resolver el problema del riego

De cara al Pacto Nacional del Agua, la Alianza UPA-COAG considera imprescindible una adecuada regulación de la Cuenca y que resulta imprescindible incrementar la capacidad de almacenamiento mediante nuevas infraestructuras 


La Alianza UPA-COAG ha mantenido una reunión con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) en la mañana de este jueves en la que han reiterado sus reivindicaciones en relación a la problemática de riegos acontecida en la pasada campaña.

En primer lugar, han solicitado a CHD que se muestre lo suficientemente sensible con los agricultores sancionados en toda la demarcación de la Cuenca por haber hecho uso del riego en sus parcelas para poder rotar, pero sin haber excedido las dotaciones de agua de sus concesiones. De no mostrarse flexibilidad por parte del organismo de cuenca, dicen, muchos agricultores estarían viendo seriamente comprometida su viabilidad, pues a las pérdidas de rentabilidad que han tenido que asumir en la producción de sus cultivos se sumarían las cuantiosas sanciones que se verían obligados a afrontar.

Por otro lado, y en esta misma línea de facilitar el riego de parcelas limítrofes sin sobrepasar las dotaciones individuales globales concedidas para poder llevar a cabo una adecuada rotación de cultivos tal cual exige la buena práctica agrónomica y determinadas normativas PAC, demandan a CHD la habilitación de un procedimiento sencillo para que mediante comunicación del agricultor este pueda utilizar el límite de su concesión en las parcelas de su explotación, de forma puntual, durante un periodo concreto.

Por último, y en relación con el Pacto Nacional del Agua, “al contrario que otras organizaciones agrarias que ante el próximo procedimiento de evaluación de representatividad de las opas previsto para el 11 de febrero han cambiado su discurso, desde la Alianza UPA-COAG insistimos en nuestra reivindicación tradicional: se precisa una adecuada regulación de la Cuenca del Duero que permita un desarrollo sostenible para asegurar el futuro de la agricultura de regadío”.

Para la organización, entre otras cosas, pasa por el incremento de la capacidad de almacenamiento mediante la construcción de nuevas infraestructuras (embalses, balsas de regulación, etcétera).


Comentarios