El Ayuntamiento da el visto bueno a la contratación de diversas obras en la ciudad por importe de más de un millón

Presentación de la reforma del Patio Chico
El Ayuntamiento da el visto bueno a la contratación de diversas obras en la ciudad por importe de más de un millón

Este martes se han dictaminado favorablemente diversas actuaciones en la calle María La Brava, plaza de Carmelitas, calle Alfonso de Castro y plaza de Los Leones

El Ayuntamiento de Salamanca ha dado en la mañana de este martes el visto bueno a la contratación de diversas obras de mejora de la ciudad por importe de 1.186.202 euros. Concretamente, las actuaciones se llevarán a cabo en la calle María La Brava, Plaza de Carmelitas, calle Alfonso de Castro y Plaza de Los Leones.

La mejora de la calle María la Brava, en el barrio del Rollo, y el tramo de la calle Cardenal Almaraz entre la calle Peñaranda y María la Brava, contempla la ampliación de las aceras y la renovación de la red de abastecimiento y el alumbrado así como la instalación de nuevo mobiliario urbano, el cambio de los conductos de alcantarillado, la renovación de los sumideros actuales y la sustitución de todas las acometidas domiciliarias.

Esta actuación, que contará con un presupuesto de 538.000 euros, se suma a las realizadas en la misma zona recientemente y a otras que se están llevando a cabo ahora como la renovación de las aceras del paseo del Rollo y el camino de las Aguas.

La remodelación de la plaza de Carmelitas, en su primera fase, contará con un presupuesto de 252.686 euros, y permitirá hacerla más moderna, accesible y con mejores instalaciones. El proyecto recoge la creación de una plataforma única para hacer la zona más peatonal y dotar a las aceras del ancho suficiente.

Además, contempla la ejecución de una nueva canalización de alumbrado y el cambio de las luminarias existentes en la margen izquierda por otras LED, más eficientes y de menor consumo, así como el desplazamiento de las columnas del lado derecho para centrarlas colocando nueva canalización y arquetas. La mejora de esta plaza también incluye la instalación de nuevo mobiliario urbano y de jardineras.

Asimismo, y para continuar mejorando la accesibilidad en la ciudad, se ha dictaminado favorablemente la contratación del proyecto de renovación de aceras en la calle Alfonso de Castro, entre la Plaza de Madrid y la Avenida de Portugal, que contempla distintas actuaciones en la acera del margen de los números impares de la calle y cuenta con un presupuesto de 243.720 euros. Con ello, se pone fin a los problemas ocasionados por su poca anchura y pavimento deteriorado, discordante con el resto de los pavimentos de la calle y sus colindantes tras haberse sometido a otras intervenciones de mejora anteriores.

Además de la renovación de pavimentos y bordillos, se prevé la incorporación en la calle de un carril bici de 2,50 metros de anchura, enmarcado en el compromiso del Consistorio por continuar fomentando la movilidad sostenible y ampliando los itinerarios ciclistas, que se sumará a la red existente de carril bici que completa ya casi 30 kilómetros.

La urbanización parcial de la calle se completará con la renovación de la red de alumbrado sustituyendo los actuales puntos de luz por luminarias de LED.

El proyecto para convertir el solar del Patio Chico en una zona ajardinada también se ha abordado este martes. Se actuará en la calles Doyagüe y Arcediano, plano superior del Patio Chico, plaza de los Leones y ajardinamiento del recinto interior.

Esta iniciativa se enmarca en la apuesta municipal por la conservación, recuperación y puesta en valor del patrimonio como fuente de riqueza, empleo y desarrollo sostenible.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 151.744,79 euros, contempla la creación de una zona ajardinada, con la plantación únicamente de césped, el mantenimiento del gran cedro existente y la construcción de una rampa a la italiana en lo que actualmente es la calle Doyagüe.

En el límite con la calle Arcediano, el proyecto recoge la instalación de un murete calado en dos materiales (granito y calatorado) para reforzar la delimitación de esta calle en la trama urbana existente.

En el ángulo izquierdo, en su encuentro con la calle Arcediano y la plaza de los Leones, se colocará un banco que sea punto de referencia para contemplar las mejores vistas hacia la cabecera de la Catedral Vieja y su encuentro con la Catedral Nueva.

Todo el nuevo espacio ajardinado estará iluminado con tiras de led situados en la parte inferior de los muretes de granito que son continuación de los peldaños existentes ubicados en la rampa a la italiana. La iluminación se completa con balizas de señalización que refuerzan el trazado de la calle Doyagüe.

Comentarios
Lo más