La hostelería vuelve a recuperarse en números tras la crisis ante el aumento de viajeros y pernoctaciones

La hostelería vuelve a recuperarse en números tras la crisis ante el aumento de viajeros y pernoctaciones

El número de personal empleado volvió a crecer y a situarse cerca de los 1.100 al finalizar el año ante el aumento de establecimientos, habitaciones y plazas disponibles

Que el turismo es un punto importante para la economía salmantina queda claro año tras año, con el aumento en viajeros y pernoctaciones en la provincia, que este año ha vuelto de ser de récord. Esto parece que está animando a empresarios a volver a la senda del crecimiento también en alojamientos y en personal empleado. 

De esta manera, 2017 finalizó el mes de diciembre con 184 establecimientos habiertos para un total de 5.081 habitaciones y 9.840 plazas disponibles a lo largo de la provincia, en lo que supone un aumento con respecto a 2016 en todos los aspectos tras años de descensos.

Así, en el primero de los casos, el aumento fue de cuatro establecimientos, lo que permitió contar con 166 habitaciones más para el turismo y 320 plazas. Todo ello, además, hay que cubrirlo con más personas, que creció tras años de descenso para finalizar con 1.094 trabajadores, 72 más que en 2016 y en cifras cercanas a 2012, cuando comenzó a descender hasta los 1.022 de 2016. 

Estas cifras, por supuesto, son mayores en verano, cuando el flujo de turistas también es superior que en otras épocas del año, llegando incluso a 1.298 durante el mes de agosto en lo que supuso un aumento de más de 90 personas con respecto a 2016. 

Salamanca capital

Los establecimientos abiertos, sin embargo, no corresponden a la capital, que cerró 2017, al igual que 2016, con 92. Esto supone, eso sí, un aumento con respecto a los años anteriores hasta 2012. Lo que sí aumentó fueron el número de habitaciones estimadas, que pasó de 2.837 a 2.939.

Esto conlleva, también, a más plazas hoteleras durante este año pasado que durante el anterior. Así, diciembre cerró con 182 plazas más, lo que le permite regresar también a cifras de 2012 tras tocar fondo en 2013 y 2014. 

El personal empleado también creció, aunque no en la misma proporción. Este fue de solo diez personas, hasta 636 lo que, sin embargo, no le permite superar la cifra de 2015.  

Comentarios
Lo más