ILEÓN.COM

Rajoy advierte a Puigdemont desde León: “No hay alternativa a la Ley”

Rajoy advierte a Puigdemont desde León: “No hay alternativa a la Ley”

El presidente del Gobierno desvía su metedura de pata, al reconocer a Reino Unido como 'cuna del parlamentarismo', aclamando a la democracia como rasero de igualdad para todos los gobernantes, desde el claustro de San Isidoro de la capital leonesa.

La llegada del presidente Mariano Rajoy a San Isidoro, cuyo objetivo principal era pedir disculpas al pueblo leonés por su metedura de pata en el Reino Unido al reconocer al estado anglosajón como 'cuna del parlamentarismo', ha sido recibida por un grupo de leonesistas que a gritos le han recordado su error, ataviados con banderas, silbatos y bocinas y con lemas como "Las Cortes son del Reino de León" "Rajoy, ladrón fuera de León" y "Corrupto, ladrón fuera de León".

Pero en su discurso, el presidente ha desviado la atención a Cataluña, para recriminar a Puigdemont que "no hay alternativa a la ley". Así, con un discurso lleno de alusiones a Carles Puigdemont, el presidente del Gobierno se ha centrado en los 'Decreta' del rey Alfonso V de León para criticar la situación de Cataluña, recordando que el Reino de León fue el lugar donde estuvieron las primeras Cortes de 1188 –tratando de subsanar su error-, hecho reconocido por la Unesco.

Rajoy ha insistido en la necesaria "sujeción de todos a la ley", recurriendo de nuevo a los 'Decreta', y poniendo como ejemplo a Alfonso IX, destacando el sometimiento de todos ante la ley, como ya recogían estos textos promulgados hace casi mil años.

"Ya lo recogía el derecho democrático del siglo XII, y estaría bien que en el siglo XXI lo tuvieran claro algunos gobernantes de España", de nuevo en clara alusión a Puigdemont, y asegurando que en el Parlamento está el templo de la democracia, "que nos iguala a todos" y que "sin respeto a la Ley no hay democracia".

"La falta de este respeto torpedea la democracia, y ha generado una enorme crisis en el estado español", ha declarado Rajoy, justificando también la aplicación del artículo 155 por parte del Gobierno.

El presidente de Gobierno también ha advertido a Puigdemont y a los independentistas que "sin respeto a la Ley no hay democracia" y que "donde termina la Ley comienza la tiranía". A este respecto, ha precisado que esta falta del respeto a la Ley ha provocado "una enorme crisis" en el Estado lo que ha provocado que el Gobierno haya tenido que "disponer de la Constitución para defender la misma Constitución, la democracia y la Ley".

Los objetivos del Gobierno de España en Cataluña, ha precisado Rajoy, son que impere el sentido común, que la Ley sea respetada y se cumpla por todos y la recuperación de la normalidad institucional, social y económica. "No hay alternativa a la Ley", ha reiterado.

El presidente ha lanzado este mensaje desde León, y ha aseverado que "es un orgullo decir esto en León, cuna del Parlamentarismo, y de muchos valores democráticos que hoy siguen vigentes en León, en España y en el resto del mundo".

En su intervención, ante un reducido grupo de personas, el presidente ha recordado su estancia en la capital leonesa y que incluso su vivienda se situaba muy cerca de la Basílica de San Isidoro, en la misma calle El Cid.

El popular Mariano Rajoy hizo alusiones en su discurso a la integración ferroviaria, sin anunciar novedades ni tampoco nuevos proyectos.

Mariano Rajoy inicia en el Incibe su visita institucional a la capital leonesa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, inició hoy su visita a la capital leonesa con un recorrido por las instalaciones del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), organismo dependiente del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, cuyos responsables le explicaron el trabajo que lleva a cabo la entidad.

El Incibe gestionó un total de 123.064 incidentes de ciberseguridad en 2017 y ejemplo de su actividad fue la labor llevada a cabo tras los ciberataques Wannacry y Petya, lanzados en los meses de mayo y junio de 2017, que tuvieron gran repercusión mediática y supusieron un punto de inflexión en la conciencia de ciberseguridad en España.

En ambas crisis, el papel del Incibe fue clave a la hora de informar a la ciudadanía y hacer llegar las recomendaciones para estar protegidos, así como, en colaboración con el resto de organismos públicos y empresas privadas de ciberseguridad, en la propia contención de los ciberataques en nuestro país.

Creado en 2006 y con sede en León, el Incibe cuenta con un equipo de 106 profesionales que tienen como principal objetivo mejorar la ciberseguridad de ciudadanos y empresas, desde pymes a compañías estratégicas.

Comentarios