El Centro de Proceso de Datos de la Junta ofrece disponibilidad, eficiencia, conectividad y seguridad en los servicios a los ciudadanos

El Centro de Proceso de Datos de la Junta ofrece disponibilidad, eficiencia, conectividad y seguridad en los servicios a los ciudadanos

Los consejeros de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y Sanidad, Antonio María Sáez, han visitado esta mañana en Valladolid el Centro de Proceso de Datos (CPD) de la Junta de Castilla y León. Esta infraestructura tecnológica corporativa ha supuesto el traslado de los seis centros de procesos de datos a un solo inmueble debidamente acondicionado, protegido y conectado donde se concentran los recursos necesarios para garantizar el funcionamiento digital de la Administración. Su renovación ha supuesto la mejora tanto de los servicios que se prestan a los ciudadanos y empresas, como de la gestión ordinaria del Gobierno autonómico, además de generar un ahorro de 2,45 millones de euros

La Junta de Castilla y León, con el fin de hacer frente al nuevo paradigma digital, puso en marcha hace cinco años la actualización y modernización de toda su infraestructura informática bajo los parámetros de eficiencia, mejora de la calidad de los servicios públicos y una mejor percepción de las relaciones con la Administración. Por ello, esta nueva infraestructura tecnológica, denominada CPD corporativo, se ha convertido en el ‘cerebro tecnológico’ del Gobierno autonómico con el traslado de la infraestructura informática que componen la totalidad de los elementos de la Administración electrónica, que a su vez posibilitan al ciudadano una interacción con el Ejecutivo de la Comunidad 24 horas al día los siete días de la semana, además de completarse con la puesta en marcha de otros sistemas de uso interno como son el Sistema de Gestión de Personal y el Sistema de Ingresos Autonómicos.

Este centro reúne en un solo espacio físico la tecnología que permite a los ciudadanos relacionarse con la Junta de manera ágil, eficiente, adaptativa y fiable, así como los sistemas que soportan la actividad diaria de los empleados públicos.

Entre los años 2014 y 2015, la entonces Consejería de Hacienda –a través de la empresa pública Castilla y León Sociedad Patrimonial (Cylsopa), hoy extinguida– licitó, por un importe de 3,03 millones de euros, los contratos para las obras de un inmueble de dos plantas situado en el complejo del Hospital Militar de Valladolid, sede de la entonces Consejería de Sanidad, donde se sitúa el nuevo Centro de Proceso de Datos. Hace dos años entró en producción y hoy alcanza la madurez con el traslado de los principales sistemas físicos y virtuales. Asimismo también se realizó la actualización y modernización del equipamiento informático por valor de 6,9 millones de euros.

Esta infraestructura posee los modernos sistemas de continuidad del suministro eléctrico y de seguridad, y al mismo tiempo cuenta con una eficiencia energética muy por encima de otras instalaciones similares. Para dotarle de una infraestructura tolerante a fallos, algunos sistemas están replicados en el Centro de Respaldo y en el Centro de Supercomputación de Castilla y León. Además alberga las comunicaciones con todos los edificios de la Junta de todas las provincias y de los sistemas de la Administración General del Estado.

La concentración de los anteriores alojamientos técnicos ha supuesto un importante ahorro a las arcas autonómicas en gastos como la factura energética en más de un millón de euros, las licencias o el mantenimiento de productos informáticos. A esto hay que añadir ventajas como una mayor seguridad, la liberación de 1.200 metros cuadrados de suelo para otros usos, el incremento del 130 % de la capacidad de computación y el aumento de la eficacia del almacenamiento en un 60 %, junto a la eliminación de duplicidades, la reducción del 97 % del cableado, y de la huella de carbono en un 92 %.

Esta iniciativa se enmarca dentro de lo previsto en el Acuerdo 22/2014, de 30 de enero, por el que se aprobaron medidas para la reforma de la Administración de la Comunidad de Castilla y León, como consecuencia de la puesta en marcha la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA). En ese documento se contemplaban iniciativas dirigidas a la modernización administrativa, entre otras, además de llamar la atención sobre la necesaria actualización y consolidación de las infraestructuras asociadas a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) con el fin de potenciar la mejor utilización y aprovechamiento de los servicios electrónicos que presta la Junta por parte de los ciudadanos.

El uso de las TIC es imprescindible para el funcionamiento de herramientas tan útiles como la teletramitación, que implica importantes ahorros de tiempo y dinero para los particulares y las empresas, porque evita que tengan que desplazarse. Su aplicación también es muy beneficiosa para la Junta, porque mejora la eficiencia y productividad de la gestión y libera recursos humanos y técnicos para otras tareas. 

Comentarios
Lo más