Comienzan los actos para celebrar la Jornada Mundial de la Vida Consagrada

Comienzan los actos para celebrar la Jornada Mundial de la Vida Consagrada

El colegio María Auxiliadora acoge desde las 19:30 la conferencia del prior del Convento de San Esteban. La Jornada Mundial se celebra este viernes en la parroquia de San Juan de Sahagún

La Conferencia Española de Religiosos junto con la Conferencia Española de Institutos Seculares han promovido unas jornadas diocesanas sobre la vida consagrada, 'Recrear la vida consagrada', que se celebran durante los dos próximos días en el salón de actos del colegio María Auxiliadora desde las 19:30 horas. 

El prior del Convento de San Esteban será el encargado de inaugurarlas con la ponencia 'El evangelio no es para nostálgicos. Dejemos que Dios nos recree', mientras que Raquel Rodríguez, de la hermandad de Operarias Evangélicas continuará el 31 hablando sobre la 'Búsqueda de la nueva significatividad'. 

Ya para el jueves 1 de febrero, la carmelita de la caridad vedruna Lola Arrieta abordará en su exposición el tema 'Belleza y cuidado. Dos metáforas para la vida consagrada hoy'. 

Por su parte, los actos concluirán el próximo 2 de febrero con la celebración diocesana de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, que tendrá lugar a las 19:30 horas en la parroquia de San Juan de Sahagún. La eucaristía será presidida por el obispo de Salamanca, Carlos López. 

'La vida consagrada, encuentro con el amor de Dios', es el lema de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. Actualmente, en Salamanca, residen más de 1.100 personas consagradas a través de religiosos, institutos seculares, orden de las vírgenes y sociedades de vida apostólica.  

La Jornada Mundial de la Vida Consagrada fue instituida en 1997 por iniciativa de  Juan Pablo II, para orar y dar gracias a Dios por todos aquellos que, en el secreto de su corazón, se entregan a Dios con una especial consagración. 

El lema de este año, 'Encuentro con el amor de Dios', está basado en la exhortación apostólica del Papa Francisco Evangelii gaudium y su invitación, como se señala en la presentación de la Jornada, a “trabajar por 'la cultura del encuentro', que inicia con la acogida del amor de Dios que devuelve el sentido a la propia realidad e impulsa a narrar a otros las maravillas de este amor, lanza a la evangelización con la palabra y las obras que fluyen de una existencia transfigurada. 

La jornada se presenta como una “nueva ocasión de entrar en lo íntimo de uno mismo, para ver qué es lo esencial, lo más importante para nosotros, y qué nos está distrayendo del amor y por tanto nos impide ser felices. El amor de Dios es fiel siempre, no desilusiona, no defrauda”, recuerdan los obispos de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada Comisión en su mensaje, en el que animan a todas las personas consagradas a “redescubrir la grandeza del don recibido, expresado en esta Jornada como encuentro con el amor de Dios, para vivir coherentemente su misión en la Iglesia y en el mundo, propiciando el encuentro con el amor de Dios uno y trino”.

Comentarios
Lo más