IU pide al consejero que aclare el futuro de los trabajadores de la cocina del hospital de Salamanca

IU pide al consejero que aclare el futuro de los trabajadores de la cocina del hospital de Salamanca

José Sarrión solicita aclarar los criterios de contratación, cómo se aplica la figura de la contratación temporal eventual y las causas que motivan el recurrir a esta figura

Tras seguir de cerca el proceso de licitación de la cocina del hospital de Salamanca, y conocer las reivindicaciones del personal, el procurador de Las Cortes de Castilla y León, José Sarrión, pedirá aclaraciones al consejero sobre el futuro de las personas trabajadoras de dicha cocina, según han explicado desde Izquierda Unida.

Según el partido, el hecho de que se realicen contrataciones como personal eventual para dar soluciones puntuales a situaciones permanentes de déficit de plantilla hace sospechar sobre futuras externalizaciones, sobre todo cuando existen plazas vacantes pendientes de ser cubiertas, evitando, de este modo, efectuar los nombramientos.

“Tenemos constancia de solicitudes de aclaraciones por parte del personal sobre su situación laboral a la Gerencia del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, sin contestación a día de hoy”, han señalado desde IU y han explicado que “en estos días ha habido una

reunión de los representantes de CGT sanidad con la gerente, a los que se ha respondido que a mediados de año estará la cocina funcionando y que van a reconvertir las plazas que no se necesiten, lo que implica la resolución de los contratos de algunas de las personas que en estos momentos están trabajando en la cocina, es decir, su despido”.

De este modo, José Sarrión solicita aclarar los criterios de contratación, cómo se aplica la figura de la contratación temporal eventual y las causas que motivan el recurrir a esta figura conforme a lo contenido en los artículos 23.1 y el 14 de la Ley 2/2007. “El hecho de que ya se esté descargando material desde hace un mes para la cocina cuando el estado de la licitación figura aún como pendiente en la página de la Junta de Castilla y León sólo hace sembrar aún más dudas sobre las garantías en la concesión, que tiene por un valor estimado de 5.203.000 euros”, han recalcado.

Además, según IU, hay añadir el tema de la cancelación del primer concurso, volviendo a licitar después, sin que se haya dado explicación alguna por este hecho, y dejando lugar a la duda de si respondió a intereses de algunas empresas. “La plantilla ya mostró sus temores sobre los puestos de empleo en noviembre de 2017, manifestando en una nota de prensa que la intención de la Gerencia con la implantación de la línea fría era la de suprimir puestos de trabajo”. Según el partido, su estimación es de una pérdida del 30% del empleo de operarios de servicio, que “en una Comunidad Autónoma que no hace más que perder empleo y población se convierte en un hecho preocupante”.

Además, desde Izquierda Unida de Castilla y León han señalado que la instalación de la línea fría podría afectar al comercio local, ya que las cocinas hospitalarias ofrece entorno a 3.000 comidas diarias, de promedio. Dichas comidas se realizan con productos adquiridos en los comercios, y tiendas de Salamanca.

Ante la falta de información y de transparencia y la posibilidad de que la construcción de la cocina de línea fría signifique pérdida de empleo, además de una merma en la calidad del servicio para las personas usuarias, segçun el partido, José Sarrión preparará unas preguntas para Cortes y solicita que el consejero de Sanidad, Sáez Aguado, se tome en serio este tema y aclare todas las dudas que se plantean.


Comentarios
Lo más