Los aficionados de Ecuador se rebelan ante la prohibición de las corridas sin muerte

 Los aficionados de Ecuador se rebelan ante la prohibición de las corridas sin muerte
Los aficionados de Ecuador se rebelan ante la prohibición de las corridas sin muerte

El Consejo Municipal de la ciudad de Ambato, declaró en la noche de ayer la Fiesta Brava a la “usanza española” como “Patrimonio Intangible Cultural” según lo estipulado por la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO logrando con ello el blindaje de tales celebraciones taurinas por medio de un tratado internacional como éste referido.

La declaración aprobada en esa localidad, la cuarta en importancia en Ecuador, supone un ejemplo para otras localidades taurinas del país que tienen en sus manos proteger por esta fórmula la ahora amenazada fiesta brava.

La implicación del presidente de la comisión Vicente Guerra y del representante de la Unión de Toreros del Ecuador, el matador ambateño Juan José Robalino ha posibilitado esta importante declaración que supone en una tierra como Ambato con gran tradición taurina el orgullo de tener la Fiesta Brava declarada como patrimonio cultural inmaterial de los ambateños.

Ambato dio meses atrás un rotundo no a las pretensiones de acabar con la fiesta brava en esa ciudad, pronunciándose a favor de la integridad de las corridas de toros en el referéndum recientemente celebrado.

La Asociación Internacional de Tauromaquia, felicita a los aficionados ambateños, por el importante logro, solidarizándose con el resto de aficionados ecuatorianos que pasan por dificultades a la hora de defender un patrimonio que se les trata de negar por medio de formas poco legítimas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído